Bruselas reclama a Londres que el 'divorcio' sea rápido

  • Los responsables de la UE alertan de que "no habrá renegociación" y esperan que la ruptura se aplique "cuanto antes"

Los líderes de las instituciones de la Unión Europea (UE) y de los Estados miembros admitieron ayer que el proyecto europeo ha recibido un revés sin precedentes con la decisión de Reino Unido de salir de los Veintiocho, y confiaron en que el divorcio se produzca cuanto antes para evitar más daños.

La reacción conjunta de las instituciones se hizo esperar hasta pasado el mediodía, y se concretó en un escueto comunicado de los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, del Parlamento Europeo, Martin Schulz, del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, que preside este semestre el Consejo de la UE. "Esperamos ahora del Gobierno británico que aplique la decisión de los británicos cuanto antes, con independencia de lo doloroso que pueda ser el proceso. Cualquier retraso prolongaría innecesariamente la incertidumbre", señalaron los responsables europeos tras su reunión mantenida en la sede del Ejecutivo comunitario.

Como un amigo traicionado, la UE reiteró a Londres que no le dará una nueva oportunidad, o como dice el comunicado conjunto, "no habrá una renegociación", aunque dejó claro que espera mantener una buena relación futura por el bien de ambas partes. "Esperamos tener al Reino Unido como un socio cercano a la UE, también en el futuro", señalaron los líderes de las instituciones, que confiaron en que el Reino Unido formule sus propuestas en ese contexto.

A diferencia de la mayoría de líderes comunitarios y de los ministros de Asuntos Exteriores y Europeos, que ayer se reunieron en un consejo de Asuntos Generales en Luxemburgo, Juncker, Schulz, Tusk y Rutte no hicieron mención a las lecciones a extraer del voto británico ni a la necesidad de cambios en los aún Veintiocho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios