'papeles de panamá'

Cameron publica su declaración de Hacienda para calmar las críticas

  • El primer ministro británico promete crear una unidad contra el fraude fiscal tras su mala gestión de los 'papeles de Panamá'.

El primer ministro británico, David Cameron, se convirtió ayer en el primer jefe del Gobierno del Reino Unido en publicar la declaración de Hacienda, en un intento por disipar la controversia por el caso de los papeles de Panamá. En medio de una fuerte presión mediática y política, Cameron facilitó los detalles fiscales de sus ingresos correspondientes a los años entre 2009 y 2015, después de que saliera a la luz, a partir de los documentos del bufete Mossack Fonseca, sus beneficios de una inversión de su padre, Ian, en un paraíso fiscal.

El primer ministro ha anunciado también la inminente puesta en marcha un nuevo grupo de trabajo para investigar acusaciones de evasión de impuestos y lavado de dinero tras la mala gestión de los papeles de Panamá. La unidad estará dirigida conjuntamente desde Hacienda y la agencia nacional contra el crimen, y reportará al ministro de Finanzas, George Osbrne, y a la ministra del Interior, Theresa May.

A simple vista, los aportes de impuestos del primer ministro no indican que tuviera ingresos dudosos, pero los medios cuestionan ayer dos regalos de 246.000 euros que le hizo su madre, Mary Cameron, en 2011 tras la muerte de su padre. Según la declaración de Hacienda del último periodo fiscal, 2014-15, el primer ministro pagó 94.037 euros en impuestos sobre ingresos de 246.377 euros, que incluyen su sueldo como primer ministro y el alquiler de su casa familiar en el barrio de Notting Hill, oeste de Londres.

Los ingresos están formados por su sueldo como jefe del Gobierno, 172.842 euros; un aporte de 12.095 euros del Partido Conservador, un ingreso de 57.685 euros del alquiler de su casa en Londres y 3.753 euros en intereses de una cuenta bancaria. En años anteriores, las declaraciones muestran que heredó 369.000 euros de su padre (fallecido en 2010), sobre lo que no pagó impuestos porque el mínimo fiscal imponible en caso de herencia era de 399.750 euros, y otro año recibió los dos pagos de 123.000 euros de su madre. 

Los medios indican que la madre de Cameron heredó acciones de la inversión de su marido en Bahamas, por lo que no está claro si el regalo que Mary Cameron le hizo a su hijo en 2011-un año después de llegar al poder- procedió de la venta de los títulos. Después de negar que no tenía intereses en paraísos fiscales, Cameron reconoció en una entrevista el jueves que tuvo acciones por valor de más de 37.500 euros en el fondo de inversión de su padre -Blairmore Holdings-, lo que le supuso un beneficio de 23.370 euros cuando las vendió, si bien pagó los impuestos correspondientes en el Reino Unido. En los seis años entre 2009 y 2015, Cameron ganó un total de más de 1,3 millones de euros y pagó 492.000 euros en impuestos, según el resumen de las declaraciones de Hacienda hechas públicas por la residencia de Downing Street.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios