Chávez busca una reelección que le perpetuaría en el poder en Venezuela

  • El presidente niega que su modelo esté agotado y asegura que se trata de pasar a "otra etapa" si gana los comicios de mañana · El opositor Capriles sostiene que su rival padece la "enfermedad del poder"

Tras la aprobación de una enmienda constitucional por referéndum en febrero de 2009, el presidente venezolano, Hugo Chávez, podrá aspirar a otra reelección en los comicios de mañana, en lo que supone también una prueba clave para el afán reeleccionista en la región.

La etapa de gobernantes carismáticos y personalistas está llegando a una fase decisiva, pues con casi 14 años en el poder, Chávez se propone convencer a los venezolanos de que el modelo es inmune al paso del tiempo y que su permanencia en la Presidencia es parte de la normalidad democrática.

Chávez, de 58 años, en caso de ganar la reelección, completaría 20 años al frente del país. Desde 2006, cuando ganó su primera reelección, el mandatario bolivariano levantó las banderas del socialismo.

Y mientras tanto, voces simpatizantes de la reelección han proliferado en Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Argentina.

Chávez propuso una reforma constitucional socialista en 2007 que incluía la reelección ilimitada. Ese año la propuesta fue rechazada en una votación, pero la idea fue presentada nuevamente en forma de enmienda en febrero de 2009, cuando se impuso por el 54,36% de los votos frente al 45,63%.

En una entrevista difundida recientemente, Chávez negó que su modelo esté agotado y aseguró que se trata de pasar a "otra etapa" en el mandato 2013-2019, en caso de ganar las elecciones.

"Estamos hablando de un nuevo ciclo, así son las revoluciones. La derecha ha tenido que disfrazarse de izquierda y andar con promesas de que no eliminarán las misiones sociales. Hasta dónde nuestro proyecto tiene fuerza, que ellos, para tratar de engañar a la gente, para captar votos, se disfrazan de izquierda", dijo sin mencionar al candidato opositor, Henrique Capriles Radonski.

Capriles sostiene que la reelección no es más que una manifestación de la "enfermedad del poder" que padece Chávez, quien ha dicho en numerosas ocasiones que su meta es permanecer en el Gobierno hasta 2021.

El opositor comentó una afirmación del ex presidente español Felipe González en la culminación de su largo mandato: "Después de casi 14 años en el Gobierno ni yo mismo me aguantaba".

"El poder es efímero, todos los gobernantes pasan, todos los gobiernos pasan y queda el pueblo con sus problemas. Yo estoy con una sola reelección y con períodos de mandato más cortos", señaló Capriles.

Chávez puso en marcha un proyecto de liderazgo regional desde el año 2000, cuando emprendió una serie de acuerdos energéticos con el Caribe y la región sudamericana, que luego se concretaron con la creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

La Constitución venezolana de 1961 descartaba la reelección directa y daba un plazo de espera de dos mandatos, diez años, para volver a aspirar a la Presidencia. Los ex presidentes Rafael Caldera y Carlos Andrés Pérez se lanzaron a esa aventura y el resultado no dejó resultados positivos.

Pérez tuvo que afrontar una rebelión social que estalló el 27 de febrero de 1989, con los saqueos y disturbios del Caracazo, y Caldera, entre 1994 y 1999, tuvo que manejar una crisis bancaria que sacudió a la sociedad venezolana y golpeó en su corazón el modelo del bipartidismo, en el que se alternaban en el poder el partido Acción Democrática y el social cristiano Copei.

Chávez dijo que su aspiración es llegar a 2031 al mando del país, propuesta que mantiene en firme a pesar del cáncer que padece desde mediados del año pasado y que puso en serias dudas su capacidad de asumir la campaña electoral para los comicios de mañana.

El líder bolivariano ya cumplió 20 años en el centro de la vida política venezolana desde que lanzó su fallido golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez. Dos generaciones lo han tenido como su mayor referencia.

Capriles criticó que el mandatario dijera en la campaña electoral que lo importante es la independencia y defender la consolidación del socialismo, bases de su proyecto. "Ellos dicen que no importa si no hay agua, si no tienes empleo, que aquí lo que importa es su proyecto político, su revolución. Yo les quiero decir que aquí lo que importa son ustedes y la solución de los problemas. Aquí lo que importa es el futuro", indicó a sus seguidores en un mitin durante su campaña electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios