Chequia sigue confiando en el euroescéptico y prorruso Zeman como presidente

El actual presidente de la República Checa, el euroescéptico Milos Zeman, ganó la segunda vuelta de los comicios con el 51,8% de los votos, frente al candidato independiente y europeísta Jiri Drahos, con más de 48,2%, tras el recuento de los papeletas en un 98% de los colegios electorales. Conforme a los datos divulgados ayer, el también ex primer ministro socialdemócrata, de 73 años, estará así otros cinco años en el Castillo de Praga, sede de la Presidencia checa.

Drahos, un académico independiente sin afiliación ni experiencia política, se había presentado como la respuesta europeísta a Zeman, un veterano político que en los últimos años se ha convertido en abierto euroescéptico, crítico con la inmigración a Europa y afín a Rusia.

Unos 8,3 millones de checos con derecho a voto estaban llamados a las urnas para elegir al jefe de Estado, con poderes más bien protocolarios, aunque con influencia a la hora de nombrar al primer ministro y a jueces. La participación en esta segunda vuelta fue superior al 66%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios