China acelera su gasto militar para seguir la estela de Moscú y Washington

El Gobierno de China anunció ayer un aumento del 8,1% en su presupuesto de Defensa para el año 2018, una aceleración de un punto respecto al año pasado con la que el país responde a los vientos de rearme que soplan desde EEUU y Rusia. De acuerdo con el informe de presupuestos presentado ayer por el Ministerio de Finanzas en la inauguración del plenario anual del Legislativo chino, que debe aprobarlo este mes, los gastos militares en este ejercicio ascenderán a 1,10 billones de yuanes (143.000 millones de euros).

La partida de Defensa es, un año más, la mayor de los presupuestos generales de la segunda economía mundial, lo que representa un 5,24% de los gastos totales. Es ligeramente superior al aumento de los gastos generales del régimen comunista para este año (del 7,6%) y significará otro ejercicio más en el que el crecimiento de los presupuestos militares será seguramente superior al del PIB, que Pekín calcula en aproximadamente el 6,5%.

El portavoz de la Asamblea Nacional Popular, Zhang Yesui, insistió en la víspera de que se conocieran estas cifras en que el aumento respondería sobre todo a mejoras salariales de las tropas y a la necesidad de "actualizar equipamiento", intentando evitar los temores a un posible rearme de la potencia asiática.

Sin embargo, el aumento llega cuando otras potencias globales también han decidido apostar fuertemente por el rearme de sus Fuerzas Armadas, por lo que es seguro que Washington o Moscú mirarán de reojo hoy a Pekín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios