Clinton abandona y da su respaldo a Obama

  • "Hoy suspendo mi campaña, lo felicito por la victoria que ha logrado y la extraordinaria campaña que ha realizado. Le doy todo mi respaldo", proclama la senadora.

Comentarios 8

La senadora demócrata Hillary Clinton dio este sábado todo su respaldo a Barack Obama para ser el futuro presidente de Estados Unidos al finalizar formalmente su histórica campaña por la Casa Blanca.

"La manera de continuar ahora nuestra batalla, para cumplir los objetivos que sostenemos, es tomar nuestra energía, nuestras pasiones, nuestras fortalezas y hacer todo lo que podamos para ayudar a elegir a Barack Obama como el próximo presidente de Estados Unidos", dijo Clinton.

"Hoy suspendo mi campaña, lo felicito por la victoria que ha logrado y la extraordinaria campaña que ha realizado. Le doy todo mi respaldo", agregó la senadora de Nueva York ante miles de seguidores.

La senadora por Nueva York citó a sus partidarios y amigos en Washington, en el edificio del Museo Nacional, un vasto complejo cultural en el corazón de la capital federal y a unas pocas cuadras de la Casa Blanca, tras una larga y encarnizada campaña, que inició como favorita y culminó como perdedora ante un rival joven y poco conocido.

Pero, para volver a ocupar la Casa Blanca tras ocho años de gobierno del republicano George W. Bush, los demócratas deben primero restañar sus heridas tras una campaña sin cuartel que amenazó con dividirlos en forma irremediable.

Tanto Clinton como Obama prometieron que el partido estaría unido a la hora de luchar contra John McCain, pero hay muchos de los 17 millones de electores que apoyaron a la senadora que no están convencidos de votar por el senador que la venció.

Para vencer a McCain en noviembre, Obama necesita atraer a buena parte de quienes respaldaron a Clinton en las primarias: las mujeres, los obreros, las personas de edad y los estadounidenses de origen hispano. Aunque no es dueña de la voluntad de sus electores, Clinton podría ayudar a convencerlos de que no se abstengan o voten a un republicano en noviembre.

Ambos se encontraron discretamente el jueves por la tarde en el domicilio de la senadora por California Dianne Feinstein, una amiga de la ex primera dama, en Washington. Nada se filtró de la conversación de aproximadamente una hora y se separaron en medio de bromas y sonrisas.

Antes de ese encuentro, Clinton anunció que no buscaba la vicepresidencia, sin precisar cuál sería su respuesta si Obama se la ofrece. "La senadora Clinton indicó claramente que hará todo lo que esté a su alcance para la elección de un demócrata a la Casa Blanca. No busca la vicepresidencia de Estados Unidos (...) la elección pertenece solamente al senador Obama", afirmó su equipo de campaña por medio de un comunicado.

Algunos de sus partidarios quieren que Clinton figure en el "billete soñado" junto a Obama, pero no faltan los expertos que consideran que la idea es poco probable.

Obama nombró un comité exploratorio de tres personas, entre las que figura Caroline Kennedy, hija de John F. Kennedy (1961-1963), para que elaboren una lista de posibles candidatos a la vicepresidencia.

Pero es el propio Obama quien tomará la decisión final. El viernes, su director de comunicaciones, Robert Gibbs, indicó -sin arriesgar demasiado- que la misma se tomará "entre ahora y la convención (demócrata)", prevista entre el 25 y el 28 de agosto en Denver, Colorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios