Clinton pide "no demonizar" a los mulsumanes y Trump urge a detectar a los "enfermos de odio"

Los dos candidatos a la Casa Blanca ofrecieron ayer su opinión sobre la matanza de Orlando, mostrándose Hillary Clinton más cauta que Donald Trump, como era previsible.

La aspirante demócrata afirmó que la respuesta al tiroteo "más letal" en la historia de EEUU no puede ser el "partidismo" y tampoco "demonizar" a los musulmanes ni "declarar la guerra a toda una religión". "Es hora de que todos nos unamos y recordemos a los que han sido asesinados, apoyemos a todos los que están sufriendo y después tratemos de averiguar qué podemos hacer", comentó la ex secretaria de Estado en la cadena NBC.

Según Clinton, "importa lo que hacemos, no lo que decimos". "Para mí, yihadismo radical e Islam radical significan lo mismo. Estoy dispuesta a decir cualquiera de los dos". Respondió así a las críticas del candidato republicano, Donald Trump, quien el domingo condenó tanto a su probable rival en las elecciones como al presidente de EEUU, Barack Obama, por no usar la expresión "Islam radical". "Toda esta charla, demagogia y retórica no van a resolver el problema. No voy a demonizar, ser demagoga y declarar la guerra a toda una religión", dijo.

Trump urgió ayer a mejorar la Inteligencia para detectar a los "enfermos de odio", a aquéllos que han nacido en el país y se han radicalizado, y dijo que la comunidad musulmana debe hacer más para facilitar información.

"Necesitamos una Inteligencia mucho mejor para recopilar información" sobre los "miles" de musulmanes nacidos en EEUU que se han "radicalizado", comentó a la CNN. "Tenemos que mirar a las mezquitas, tenemos que mirar a la comunidad (musulmana) (...) Y, créeme, la comunidad conoce a las personas que tienen el potencial de explotar", agregó. En la ABC, explicó que "tenemos que tener una prohibición para las personas que vienen de Siria, de diferentes partes del mundo con esa filosofía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios