El Constitucional turco abre el proceso para ilegalizar al partido gobernante

  • Exigen la suspensión del AKP por haberse convertido en un núcleo contra el laicismo

El Tribunal Constitucional de Turquía decidió ayer abrir el proceso para la ilegalización del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado), triunfador en las elecciones legislativas de julio pasado con el 46,7% de los votos.

El 14 de marzo, el Fiscal General del Estado, Abdurrahman Yalçinkaya, solicitó la ilegalización del AKP y la inhabilitación política de 70 de sus miembros, incluido el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, basándose en que la formación islamista moderada se ha convertido en el núcleo de actividades contra el laicismo, frente a lo que estipula la Constitución del país.

El portavoz de la Corte comunicó la decisión judicial, tras una reunión de cuatro horas, con una corta declaración: "La acusación ha sido aceptada por unanimidad, excepto en la parte que afecta al (presidente de la República) Abdulá Gul. Esta parte ha sido aceptada por votación mayoritaria".

Tres de los once jueces del Constitucional votaron contra la inhabilitación política de Gul, quien, al ser jefe del Estado, sólo puede ser imputado en casos de alta traición.

La acusación será ahora enviada al AKP para que prepare su defensa en el plazo de un mes.

En ese lapso de tiempo, el Fiscal General del Estado finalizará también la acusación y los miembros del AKP imputados podrán defenderse de esa última acusación de forma verbal ante el Tribunal Constitucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios