Detienen a diplomáticos de EEUU y Reino Unido en Zimbaue

  • La policía del país africano los arresta en un control de caminos y los libera al cabo de cinco horas tras el interrogatorio.

Un grupo de diplomáticos británicos y estadounidenses que investigaban la violencia política en Zimbabue han sido detenidos hoy por fuerzas de seguridad en una localidad rural a las afueras de Harare y liberados cinco horas después de ser interrogados en una comisaría, confirmaron fuentes oficiales.

Según la embajada de Estados Unidos en Harare, la policía, efectivos del ejército y un grupo de los llamados "veteranos de la guerra" de la independencia de Zimbabue detuvieron a los diplomáticos en un control de caminos en Bindura, a 80 kilómetros al norte de la capital zimbabuense.

"La Policía detuvo dos vehículos de nuestra embajada y uno de la embajada británica en un control de caminos, pinchó la ruedas de uno de ellos y arrebató los teléfonos móviles de mi personal", dijo el embajador de EEUU, James McGee, en una entrevista con la CNN.

McGee, a quien el presidente zimbabuense, Robert Mugabe, amenazó la semana pasada con expulsar de Zimbabue por su supuesta interferencia en los asuntos internos del país, agregó que un grupo de civiles que acompañaba a los efectivos policiales, amenazó con quemar los vehículos junto con sus ocupantes, si éstos no acompañaban a la policía a la comisaría.

Según el embajador estadounidense, cualquier problema de las autoridades zimbabuenses con personal diplomático debe ser resuelto a través del Ministerio de Asuntos Exteriores.

"En lugar de ello, la policía actuó por cuenta propia y detuvo a mi gente durante más de cinco horas. Los vehículos tienen matrícula diplomática", dijo McGee, quien agregó que los que los interceptaron "sabían muy bien quiénes iban a bordo" y subrayó que "esto fue ordenado directamente desde las esferas superiores" del Gobierno zimbabuense.

"Ahora tratan de intimidar a los diplomáticos que viajan por el país para constatar la violencia desatada contra la población", afirmó.

La Casa Blanca calificó de "indignante" y "totalmente inaceptable" la detención hoy de diplomáticos estadounidenses en Zimbabue, y exigió al Gobierno de ese país que "explique sus acciones". Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido llamó hoy a consultas al embajador de Zimbabue en Londres, Gabriel Mharadze Machinga, para que dé explicaciones por la detención de un grupo de diplomáticos británicos y estadounidenses en el país africano.

Zimbabue se encuentra en plena campaña electoral para la segunda vuelta de las presidenciales, el próximo día 27, en las que Mugabe se enfrentará al líder del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), Morgan Tsvangirai, que acusa al Gobierno de tratar de intimidar a la población para que voten por el jefe de Estado.

La Comisión Electoral de Zimbabue (ZEC) anunció a principios de mayo que Tsvangirai había obtenido en la primera vuelta celebrada el 29 de marzo el 47,9 por ciento de los votos contra 43,2 por ciento de Mugabe y era necesaria una segunda ronda debido a que ningún candidato superaba el 50 por ciento de los votos necesarios para una mayoría directa, como estipulan las leyes electorales zimbabuenses.

Por primera vez desde que tomó el poder en 1980, Mugabe terminó segundo en una votación presidencial y la oposición venció en las parlamentarias celebradas el mismo día.

No obstante, el régimen de Mugabe aplazó durante cinco semanas el anuncio de los resultados presidenciales y ha lanzado ahora una campaña de ataques e intimidación contra la oposición en todo el país a fin de evitar una nueva derrota del jefe de Estados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios