Detienen a uno de los cuatro últimos criminales de guerra serbios

  • El arresto de los prófugos es una condición para que Serbia pueda seguir su acercamiento a la UE

Uno de los cuatro últimos fugitivos buscados en la ex Yugoslavia por crímenes de guerra, el serbo-bosnio Stojan Zupljanin, fue arrestado ayer cerca de Belgrado, un éxito para las autoridades serbias, que quieren acelerar el acercamiento con la Unión Europea.

"Este inculpado por el tribunal de La Haya fue arrestado durante una acción dirigida por el procurador para los crímenes de guerra, Vladimir Vukcevic", informó el portavoz de la fiscalía especial serbia de crímenes de guerra, Bruno Vekaric.

Zupljanin, de 56 años, es uno de los cuatro últimos fugitivos que la Justicia internacional reclama a las autoridades serbias.

El arresto de los prófugos es una condición para que Serbia pueda continuar su acercamiento a la UE. A fines de abril, Belgrado y Bruselas firmaron un Acuerdo de Estabilización y de Asociación, el primer paso hacia la adhesión de Serbia a la UE.

Zupljanin comparecerá ante un magistrado del Tribunal Penal Internacional (TPI) para la ex Yugoslavia, quien le entregará el acta de acusación. A partir de ese momento tendrá un plazo de 72 horas para apelar, y luego será trasladado a La Haya, según la misma fuente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios