EEUU, Francia, Alemania y Reino Unido culpan a Rusia del ataque al espía

  • Los cuatro países exigen a Moscú una aclaración del incidente. "Se trata de un ataque a la soberanía del Reino Unido", subraya una declaración conjunta.

Los líderes de Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido condenaron hoy en una declaración conjunta a Rusia por el reciente atentado con un agente neurotóxico contra un ex espía ruso en la ciudad inglesa de Salisbury.

Los presidentes o jefes de Gobierno de los cuatro países exigieron a Moscú una aclaración del incidente. "Se trata de un ataque a la soberanía del Reino Unido". Tal acción viola claramente los términos del acuerdo sobre las armas químicas y el derecho internacional, y amenaza la solidaridad de todos nosotros", subraya la declaración conjunta.

Los líderes occidentales recordaron que el envenenamiento del ex agente doble Serguei Skripal, supuestamente con la sustancia Novichok, desarrollada en la antigua Unión Soviética, supone "el primer uso ofensivo de un agente nervioso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial".

Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33 años, fueron encontrados inconscientes en un banco en Salisbury el 4 de marzo y siguen hospitalizados en estado crítico.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, afirmó hoy que habría sido absurdo para el Estado ruso envenenar a un ex espía doble en el Reino Unido faltando pocos días para las elecciones presidenciales en su país y cuando Rusia se está preparando para organizar el Mundial de fútbol.

"En principio, no se puede suponer en ningún caso que la Federación Rusa esté implicada en esto", afirmó el jefe de la diplomacia rusa en una declaración difundida en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Sin embargo, incluso en el hipotético caso de que uno acepte la lógica totalmente retorcida de nuestros colegas occidentales, ¿quién en su sano juicio creería que la Federación Rusa decide causar tales problemas a sí misma en vísperas de las elecciones presidenciales, en vísperas del Mundial de fútbol? No hay motivo", recalcó Lavrov.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo hoy que la reacción de Rusia a las sanciones británicas por el supuesto ataque del Kremlin no se hará esperar. El Gobierno británico había anunciado el miércoles que expulsará en el plazo de una semana del Reino Unido a 23 diplomáticos rusos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y otras autoridades ya han hecho propuestas y ahora la decisión está en manos del presidente Vladimir Putin, añadió Peskov. También Lavrov dijo a la agencia Interfax que la reacción rusa llegará "muy pronto", pero que Moscú la comunicará primero a Londres antes de hacerla pública.

El ministro de Exteriores ruso aseguró que Reino Unido actúa de forma equivocada y que no hay pruebas para sus acusaciones. Lavrov dijo a su vez que el comportamiento británico es indignante y subrayó que su país quiere evitar la confrontación con Occidente.

La candidata presidencial rusa Xenia Sobchak se pronunció por que Occidente imponga nuevas sanciones a Moscú si se confirma que el Kremlin está detrás del envenenamiento de Skripal.

Sobchak, una figura icónica de la televisión rusa y única mujer entre los aspirantes a la elección presidencial del próximo domingo, dijo al periódico alemán "Bild" que también deberían imponerse sanciones a las compañías enérgeticas rusas Gazprom y Rosneft.

El Ministerio británico de Defensa anunció entre tanto que miles de soldados serán vacunados contra el ántrax (carbunco), considerado como una potencial arma biológica, y que se creará un centro ultramoderno para la defensa ante armas químicas, al que Londres destinará 48 millones de libras (unos 54 millones de euros).

"Si dudamos de la amenaza que supone para nuestra población Rusia, basta con mirar el chocante ejemplo del despiadado ataque en Salisbury", afirmó en un discurso el ministro británico de Defensa, Gavin Williamson.

La primera ministra May visitará este jueves el lugar del atentado en Salisbury y hablará en esta ciudad del sur de Inglaterra con la Policía, los equipos de rescate y la población local. Además, la premier se informará del estado de salud de Skripal y su hija, anunció un portavoz del Gobierno británico.

En Bruselas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció que el próximo lunes se reunirá con el ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, para discutir el ataque contra el ex espía ruso.

El líder de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) dijo que el uso de un agente nervioso es "inaceptable" y "no tiene cabida en el mundo civilizado". Según Stoltenberg, el "ataque en Salisbury tiene como telón de fondo un patrón de conducta rusa despiadada durante muchos años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios