EEUU intenta explicar el envío de una flota a Corea del Norte que no fue tal

  • El Pentágono admite que el portaaviones 'Carl Vinson' iba en dirección opuesta cuando Trump alimentó las especulaciones sobre un ataque preventivo inminente con una "Armada muy potente"

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, trata de tomarse fotos con el teléfono de una infante de marina a bordo del portaaviones nuclear 'Ronald Reagan'. El vicepresidente estadounidense,  Mike Pence, trata de tomarse fotos con el teléfono de una infante de marina a bordo del portaaviones nuclear 'Ronald Reagan'.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, trata de tomarse fotos con el teléfono de una infante de marina a bordo del portaaviones nuclear 'Ronald Reagan'. / Kimimsasa Mayama / Efe

Comentarios 1

Estados Unidos atribuyó ayer a un malentendido el anuncio de que un portaaviones de propulsión nuclear y su grupo de ataque se dirigían a la Península de Corea hace dos semanas, cuando en realidad la flota tomaba rumbo sur y no llegará hasta finales de este mes a la zona.

Hace diez días, el Comando del Pacífico anunció que el Carl Vinson y su grupo de ataque abandonó Singapur el 8 de abril para tomar rumbo hacia la Península de Corea a fin de mantener capacidades militares pocos días después de un polémico ensayo de misiles del régimen de Kim Jong-un, criticado por EEUU y Japón.

No obstante, no fue hasta ayer cuando el Gobierno estadounidense intentó aclarar la confusión de lo que se creía una medida disuasoria inmediata contra Corea del Norte y que el presidente estadounidense, Donald Trump, alimentó.

El pasado 11 de abril, Trump aseguró: "Estamos enviando una Armada. Muy potente", cuando en realidad la flota estaba dirigiéndose hacia el océano Índico para participar en unas maniobras previstas con Australia.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, indicó ayer en una entrevista con CNN desde Japón y a bordo del portaaviones Ronald Reagan que la confusión generada y amplificada por Trump no tenía la intención de confundir al público.

El Pentágono atribuyó a un malentendido que se diera por hecho que el Carl Vinson, que va acompañado de dos destructores y que el martes aún se encontraba en el océano Índico, no en el Pacífico, iba a salir directamente desde Singapur hacia la Península de Corea.

"El hecho es que sí está de camino a la Península de Corea y eventualmente llegará", aseguró ayer el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, que restó importancia al hecho de que se alimentara la idea de que el portaaviones había abandonado Singapur hace diez días con rumbo norte, cuando en realidad se dirigió al océano Índico, a miles de kilómetros de distancia.

El Comando del Pacífico, encargado de las operaciones militares en la zona de Asia-Pacífico, emitió el pasado 9 de abril un comunicado en el que aseguraba que había ordenado al grupo de ataque del Carl Vinson "dirigirse al norte como medida prudente para mantener la presencia y disponibilidad en el Pacífico Occidental".

El hecho era que el Carl Vinson primero se dirigió con rumbo sur al océano Índico para realizar maniobras con los socios australianos, y no fue hasta el pasado día 15 cuando una instantánea de la Armada estadounidense lo muestra cruzando el estrecho de Sunda, entre las islas indonesias de Java y Sumatra.

Según la web GoNavy, que monitorea rumbos aproximados de los portaaviones estadounidenses, ya que éstos no se divulgan en detalle, hasta el martes el Carl Vinson aún se encontraba en el Sudeste Asiático, aunque ahora sí lleva rumbo norte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios