EEUU renueva el pacto nuclear con Irán, pero exige a la UE que negocie su modificación

El presidente de EEUU, Donald Trump, decidió ayer renovar el alivio de sanciones concedido a Irán en base al acuerdo nuclear de 2015, pero reclamó que sus aliados europeos negocien con él un pacto suplementario que corrija los defectos que, a su juicio, tiene el arreglo multilateral.

El Congreso exige que el presidente decida cada 120 días si mantiene activo un mecanismo que suspende temporalmente las sanciones a Irán por su programa nuclear, y Trump ordenó renovarlo, aunque la Casa Blanca advirtió que EEUU se retirará del pacto a no ser que se modifique pronto.

Así, Trump advirtió que ésta es la "última oportunidad" que les da de salvar el acuerdo nuclear, y aseguró que nadie debe "dudar" de su palabra.

Por otro lado, el Gobierno anunció también ayer nuevas sanciones contra 14 individuos y entidades de Irán, entre ellos el jefe el poder judicial, el ayatolá Sadeq Larijani, por "graves" abusos a los derechos humanos y apoyo al programa de misiles balísticos.

"Estamos sancionando al régimen de Irán, incluido el jefe del poder judicial, por su abrumador maltrato de sus ciudadanos, incluidos aquellos encarcelados por el solo ejercicio de su derecho a reunirse pacíficamente, y por censurar a su propia gente que se levanta en protesta contra su Gobierno", afirmó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado, en el que remarcó que "EEUU no se quedará quieto mientras el régimen iraní se continúa involucrado en abusos de derechos humanos e injusticias".

Además de Lajirani, hermano del presidente del Parlamento iraní, Ali Larijani, también han sido sancionados Gholamreza Ziaei, director de la cárcel de Rajaee Shahr, y varios consejos gubernamentales de ciberseguridad en Irán. También son objeto de penalización varias empresas chinas y la malasia Green Wave Telecommunications por facilitar suministros técnicos al programa de misiles de Teherán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios