El Ejército de Brasil presiona al tribunal que decidirá la suerte de Lula

El mensaje en el que el comandante del Ejército manifestó "repudio a la impunidad" en vísperas del juicio que ayer decidía la suerte del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva elevó la tensión política en Brasil, pese a que tanto Gobierno como aliados del ex mandatario intentaron restarle importancia.

"Aseguro a la nación que el Ejército brasileño juzga compartir el anhelo de todos los ciudadanos de bien de repudio a la impunidad y de respeto a la Constitución, a la paz social y a la democracia", dijo Eduardo Villas Boas, el máximo comandante del Ejército en un polémico mensaje en su cuenta en Twitter, que tiene 130.000 seguidores.

Un comandante manifiesta su "repudio a la impunidad" al arrancar la vista

La declaración del oficial, respaldada rápidamente por varios de sus subordinados, fue interpretada por algunos congresistas como una indebida presión sobre los miembros de la Corte Suprema que juzgaban ayer el recurso presentado por la defensa del ex presidente y, por otros, como una amenaza de golpe de Estado.

La crítica más contundente partió del ex procurador general Rodrigo Janot, para quien la declaración no fue "buena". "Si es lo que parece, otro 1964 será inaceptable", dijo en referencia al golpe de Estado que instauró la última dictadura militar en Brasil (1964-1985).

Igualmente emitieron su alerta organizaciones como Amnistía Internacional y un grupo de 150 juristas, abogados y defensores públicos, que, en un manifiesto, rechazaron unas "declaraciones que evocan actos de fuerza y configuran una clara interferencia en la Corte Suprema, algo que no ocurría desde la dictadura militar".

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, que hasta febrero era superior de Villas Boas como ministro de Defensa, fue uno de los pocos miembros del Gobierno en pronunciarse y lo hizo para defender su carácter democrático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios