El Ejército sirio domina el 70% de Guta Oriental, blanco de bombardeos con 80 muertos

  • El Observatorio Sirio de Derechos Humanos denuncia el uso de bombas de racimo por los aviones rusos

El Ejército sirio anunció ayer que domina el 70% de Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco, donde al menos 80 personas murieron ayer por bombardeos, la mayoría de aviones rusos.

La Comandancia General Suprema de las Fuerzas Armadas sirias aseguró, en un comunicado difundido por la televisión oficial, que sus soldados controlan la mayor parte de la región después de haber recuperado decenas localidades que anteriormente estaban en poder de "organizaciones terroristas", entre las que figuran Al Neshabia, Hamuriya, Beit Saua, Madira, Mesraba, Beit Naim, Hosh Jarabu, Hazrama, Al Salhia, Al Iftiris y Al Baruda, entre otras.

1.350Fallecidos. Son las víctimas de la incursión terrestre en el feudo opositor en las afueras de Damasco

El Ejército sirio afirmó que ha ocasionado fuertes pérdidas en las filas de los grupos terroristas de Guta Oriental, tanto humanas como materiales. La nota agregó que unidades militares "han garantizado la salida segura de miles de civiles de Guta Oriental que los grupos terroristas tenían como escudos humanos para llevar a cabo sus actos criminales".

En ese sentido, las Fuerzas Armadas instaron a los ciudadanos a "salir del yugo de las organizaciones terroristas a través de los corredores seguros" y reiteraron que continuarán cumpliendo su "deber nacional y constitucional en defensa de la patria hasta el retorno de la seguridad y la estabilidad a todas las partes del territorio de la República Árabe de Siria".

Las tropas gubernamentales, con el apoyo de Rusia, desarrollan desde el pasado día 25 una incursión terrestre en Guta Oriental, que fue precedida por una intensificación de los bombardeos aéreos y de artillería.

Desde el 18 de febrero, al menos 1.350 personas han muerto, entre ellas 270 menores y 173 mujeres, en esa región, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los ataques aéreos prosiguieron ayer contra distintas partes de la región, donde fallecieron 80 personas, la mayoría por bombardeos de la aviación rusa. El más sangriento tuvo lugar en Kafr Batna, donde murieron 64 personas.

El Observatorio destacó que algunos cadáveres estaban completamente carbonizados, mientras que otros presentaban quemaduras. Esto es debido a que los aviones rusos emplearon bombas de racimo, prohibidas internacionalmente, aseguró la ONG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios