El Ejército turco lleva a cabo una masiva incursión aérea sobre el norte de Iraq

  • Varias decenas de aviones bombardean las posiciones de los combatientes kurdos del PKK

El Ejército turco confirmó ayer una masiva incursión aérea en el norte de Iraq, donde el sábado bombardeó supuestas posiciones de los rebeldes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), aunque persiste la confusión sobre el alcance de la operación y el número de víctimas.

En un comunicado publicado en internet, el Estado Mayor del Ejército turco informó de que "objetivos determinados del PKK en Avasin, Hakurk y las montañas Kandil (...) fueron golpeados por los cazas de la Fuerza Aérea turca en una exhaustiva operación".

El portavoz del Gobierno turco, Cemil Cicek, afirmó en unas declaraciones a la agencia Anadolu que las bombas se limitaron al PKK y sus bases. Sin embargo, la agencia pro kurda Firat aseguró que el Ejército turco "bombardeó objetivos civiles en el área de Kandil. Diez aldeas fueron bombardeadas durante la incursión aérea en la que una mujer murió y seis civiles resultaron heridos".

Según el diario Hürriyet, 24 cazas F-16 despegaron de la base de Diyarabakir, mientras que las cadenas de televisión NTV y CNN señalaron que en la operación participaron unos 50 aviones de combate procedentes de distintas bases aéreas de Turquía.

Los bombardeos de artillería pesada de largo alcance prosiguieron por la mañana y las incursiones continuarán en el marco de la autorización otorgada por el Parlamento en octubre y el Gobierno en noviembre, según fuentes del Ejército turco.

Se trata de la mayor operación transfronteriza efectuada hasta ahora por las fuerzas armadas turcas en el norte de Iraq, donde se refugian los combatientes kurdos del PKK.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios