Emmanuel o Juan David, el enigma crece en Colombia

  • Las autoridades realizan pruebas de ADN a los familiares de Clara Rojas para saber si el niño acogido en una institución de Bogotá es el hijo de la rehén

El enigma sobre Emmanuel, el hijo de un rebelde de las FARC con una secuestrada, ahogó la anunciada entrega de tres rehenes y puso en riesgo la credibilidad del presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien aseguró que el niño no está en poder de la guerrilla, según algunos analistas.

La hipótesis de que el pequeño estaría libre en Bogotá desde 2005 bajo el nombre de Juan David Gómez Tapiero se constituyó en la estocada final a la operación que el presidente venezolano, Hugo Chávez, había preparado para recibir a Emmanuel, a su madre, Clara Rojas, y a la ex congresista Consuelo González.

Uribe salió con esa teoría a desvirtuar el argumento de las FARC de que por falta de condiciones de seguridad no podían cumplir con la entrega prometida a Chávez. "Las FARC no se han atrevido a cumplir el compromiso de liberar a los secuestrados porque no tienen en su poder al niño Emmanuel", dijo Uribe el lunes en el aeropuerto de la ciudad de Villavicencio (95 kilómetros al sureste de Bogotá), escenario del frustrado operativo.

Según la hipótesis que debe ser probada o desmentida mediante una prueba de ADN, Emmanuel, de tres años y medio, fue entregado a las autoridades de protección familiar en julio de 2005.

El niño hoy se encuentra en Bogotá, en un "hogar sustituto", con el nombre de Juan David Gómez Tapiero.

De acuerdo a lo informado por el mandatario colombiano, el servicio de contraespionaje colombiano habría interceptado hace algunos meses, en el centro del país, un mensaje por radio de las FARC que daría a entender que Emmanuel no estaba ya en manos de la guerrilla.

Las autoridades ordenaron de inmediato una investigación en los centros infantiles de la región donde se presume se encuentran los rehenes. Después del estudio de un centenar de menores, los servicios de Iteligencia hallaron el inquietante caso de un chico, de un padre desconocido, retirado de un hogar de San José de Guaviare, unos 300 kilómetros al sureste de Bogotá, y confiado desde hace más de un año a un centro de la capital.

"Este niño presenta similitudes físicas con Emmanuel. Ha sido herido en el brazo, lleva rastros de maltrato", explicó Uribe, recordando las declaraciones del John Frank Pinchao, un antiguo compañero de detención de Clara Rojas que logró escapar.

Por su parte, el hombre que dejó en un albergue al niño que se sospecha es Emmanuel afirmó que el menor "es de la guerrilla", según fuentes oficiales citadas ayer por la prensa colombiana.

José Gómez "dijo a los investigadores que ese era un niño de las FARC", señaló el diario El Tiempo, indicando que el hombre, cuyo testimonio quedó grabado, "estaría pidiendo ahora la protección del Estado".

Gómez, quien reclamó la devolución del niño a finales de diciembre, también manifestó a las autoridades que "él no es ni su padre ni su tío abuelo (como manifestó en principio) y que no tiene ningún parentesco con él", agrega la publicación.

El catedrático Carlos José Herrera, tras señalar que Uribe "no fue oportuno", dijo a la AFP que el presidente colombiano debió manejar esa hipótesis en privado con los delegados de siete países que acudieron a Villavicencio para ser garantes de la anunciada entrega de los tres rehenes. "Aunque fue inoportuno, no puede decirse que Uribe saliera a abortar la operación porque Uribe no es torpe; aquí hay algo supremamente raro", añadió el director del posgrado en Resolución de Conflictos de la privada Universidad Javeriana de Bogotá.

Por su parte, el politólogo y catedrático Fernando Giraldo, calificó como "una salida en falso" la hipótesis de Uribe, pero consideró que el mandatario debe tener una información "muy cierta" para haberse atrevido a lanzarla. "Si llega a ser falso, Uribe queda como un mentiroso, no tanto dentro del país, sino a nivel internacional, donde quedaría muy mal parado", puntualizó, para seguidamente advertir que ahora el mandatario "recupera nuevamente el terreno" sobre el manejo del caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios