España y Chipre ponen obstáculos al acuerdo de la UE sobre Kosovo

  • Los cancilleres del bloque europeo se acercan a un pacto para reconocer la independencia de la provincia serbia en febrero · Moratinos insiste en que "una declaración unilateral nunca ha sido positiva"

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE intentaron ayer lograr un acuerdo para reconocer la independencia de Kosovo en febrero de 2008, justo después de que se celebren las elecciones presidenciales en Serbia. El único país que se opone a este plan es Chipre, que exige una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, según explicó el jefe de la diplomacia luxemburguesa, Jean Asselborn. España, por su parte, sigue manteniendo que una declaración unilateral de independencia por parte de los albanokosovares sería negativa.

Los Veintisiete analizaron ayer el informe elaborado por la troika -formada por la UE, EEUU y Rusia-, que durante los últimos 120 días ha intentado lograr una solución negociada entre serbios y kosovares. El informe, presentado por el representante europeo, Wolfgang Ischinger, constata que es imposible lograr un compromiso porque Belgrado ofrece una autonomía máxima sin llegar a la independencia y Pristina no acepta nada por debajo de la independencia. El proceso de negociación ha servido, no obstante, para que la mayoría de los países más reticentes a la independencia de Kosovo se sumen a la posición mayoritaria europea liderada por el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.

"Sabemos que las dos partes no llegarán a un acuerdo. No es un tema de tiempo sino de sustancia, no hay voluntad política de llegar a un compromiso", dijo el canciller luxemburgués, quien destacó que la UE debe hacer todo lo posible por "evitar una declaración unilateral de independencia por parte kosovar" porque ello provocaría inestabilidad en la región. Por ello, abogó por "continuar en el proceso" para concluir con una "declaración coordinada" en febrero de 2008, tras las presidenciales en Serbia.

"Aparte de Chipre, que tiene problemas enormes y los comprendemos un poco, todos los demás deberían coincidir en esa vía", apuntó Asselborn. "Voy a trabajar para que lleguemos a una declaración coordinada de todos los Estados salvo el que he nombrado", agregó.

Por su parte, el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, confirmó que "sigue sin haber unanimidad" en la UE sobre la eventual soberanía de Kosovo y precisó que España insiste en el planteamiento de que "nunca en la Historia una declaración unilateral de independencia ha sido positiva". "Vamos a tratar de que esa declaración unilateral no se produzca", dijo en una rueda de prensa Moratinos, que apostó por un "proceso acordado, controlado y concertado" para superar la crisis causada por la falta de acuerdo entre serbios y albanokosovares sobre el futuro estatuto de la provincia serbia de mayoría albanesa.

El ministro español quiso dejar "muy claro", tras el Consejo de Asuntos Exteriores, que España defiende la estabilidad de los Balcanes y que "no hay ningún elemento que se pueda comparar con la política interna", es decir, con las reivindicaciones soberanistas de algunos sectores en zonas como el País Vasco o Cataluña. De hecho, adelantó que en las conclusiones de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del viernes se insistirá en que el de Kosovo es un caso concreto que no se puede generalizar.

Moratinos aseguró que los Estados miembros no se han puesto de acuerdo tras un "largo e intenso" Consejo de Asuntos Exteriores de la UE sobre la postura que debe adoptarse ante las aspiraciones independentistas de la provincia serbia. De este modo, serán los jefes de Estado y de Gobierno los que tendrán la última palabra el viernes, explicó.

En cambio, sí ha habido "unanimidad o práctica unanimidad" en cuanto a la "urgencia" del envío de una misión civil que se haga cargo de la seguridad y la justicia en la todavía provincia serbia. Los líderes kosovares albaneses comenzaron ayer consultas con "sus socios internacionales" con miras a una proclamación de independencia, mientras que la impaciencia de la población en la región crece. "Kosovo comienza sus consultas con sus contrapartes internacionales para coordinar las medidas tendientes a la proclamación de la independencia", indicó el portavoz del equipo negociadores kosovar, Skenr Hyseni.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios