Francia limitará la inmigración económica y se centrará en los refugiados

El ministro del Interior de Francia, Gérard Collomb, anunció ayer que se abrirán hasta el 31 de enero 1.300 nuevas plazas en centros de acogida para los demandantes de asilo, pero avisó de que la nueva ley de inmigración limitará la llegada de inmigrantes por motivos económicos.

"Francia debe acoger a los refugiados, pero no puede acoger a todos los migrantes económicos. Este año (2017) 100.000 personas han presentado una demanda de asilo y otras 85.000 han intentado entrar, pero no han sido admitidas. Es imposible acoger dignamente a 185.000 personas al año", dijo Collomb, en una entrevista publicada ayer en Le Parisien.

Durante 2015 y 2016, Francia registró una baja tasa de aceptación en la demanda de asilo, con un refugiado por cada 1.340 habitantes, comparado con países como Alemania (uno cada 141) o Suecia (uno cada 101).

Según el Gobierno, esta nueva ley sobre inmigración busca acoger mejor a los solicitantes de asilo y ofrecer una respuesta rápida a sus solicitudes que permita iniciar lo antes posible el proceso para su integración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios