Fuerzas turcas matan a ocho sirios que trataban de cruzar la frontera

  • El Ejército dice que sólo hizo disparos de advertencia Entre los muertos, casi todos familiares, tres niños y cuatro mujeres

Al menos ocho sirios, la mayoría miembros de una familia, entre ellos cuatro mujeres y tres niños, murieron ayer por los disparos efectuados por guardias fronterizos turcos cuando intentaban atravesar la frontera, según informó la organización Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, mientras la oposición siria elevó a once la cifra de fallecidos. El incidente sucedió en la madrugada del sábado al domingo, cuando los refugiados intentaron entrar en Turquía desde la localidad fronteriza de Jirbet al Juz.

Sus muertes, según cifras del Observatorio, se suman a las casi 60 de refugiados sirios en la frontera muertos a tiros por las fuerzas turcas cuando intentaban escapar del país.

La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria confirmó el incidente y elevó la cifra de muertos a 11, todos de la misma familia. "Supimos con mucha pena sobre el asesinato por militares turcos de 11 civiles sirios que intentaron entrar en el territorio de Turquía", reza una nota en la que se pide al Gobierno turco "que investigue inmediatamente el incidente, aclare las circunstancias y encuentre a los responsables". Según la entidad, las "autoridades turcas deben recordar a sus tropas en la frontera que no usen la fuerza contra los refugiados ni por error ni con intención".

El Ejército turco, sin embargo, salió al paso de la noticia y negó que matara a ningún ciudadano sirio. "Estas denuncias no son verdad. Lo que pasó anoche fue un intento ilegal de cruzar la frontera pero nunca abrimos fuego directamente contra la gente", aseguró el Ejército en un comunicado. "Fueron disparos de advertencia, después de los cuales un grupo de siete u ocho personas volvieron corriendo al bosque", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios