Gaza clama venganza tras la muerte del jefe militar de la Yihad Islámica

  • Más de 10.000 personas acudieron al funeral por las víctimas del ataque israelí donde perecieron 13 palestinos

Más de 10.000 personas pidieron "venganza" ayer en el funeral del jefe militar de la Yihad Islámica, muerto el lunes en un ataque aéreo del Ejército israelí, que mató a otros 12 milicianos palestinos.

Mientras tanto, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, recibió favorablemente la propuesta del presidente francés Nicolas Sarkozy de enviar una fuerza internacional para ayudar a los servicios de seguridad palestinos, a lo que Hamas se opuso enérgicamente.

En la Franja de Gaza, el Ejército israelí lanzó entre el lunes y ayer cuatro ataques aéreos contra vehículos en los que viajaban combatientes de la Yihad Islámica y una posición de Hamas.

"La respuesta vendrá pronto y será como un terremoto", gritaron los participantes del funeral de Majed al Harazin, que dispararon ráfagas al aire.

También pidieron a Abbas que ponga fin a las negociaciones de paz con Israel, reanudadas oficialmente durante la conferencia de Annapolis celebrada en Estados Unidos el mes pasado.

El jefe militar de este grupo, Majed al Harazin, circulaba en el barrio Nasser, en el norte de la ciudad, cuando lo mató un misil. Uno de sus lugartenientes también murió en este ataque.

Otros ocho combatientes de la Yihad Islámica perdieron la vida en los dos ataques siguientes; durante la madrugada de ayer, en la ciudad de Gaza y el otro por la mañana en Cisjordania.

Hamas también fue blanco de operaciones israelíes que concluyeron con la muerte de dos de sus hombres en un ataque en Rafah, sur de la Franja de Gaza.

Con estos casos ascienden a 5.988 las personas muertas en el conflicto desde 2000, en su gran mayoría palestinos.

Un portavoz del Ejército israelí indicó que Harazin había "supervisado las actividades de los comandos que disparan cohetes hacia el sur de Israel".

El nombre de Majed Harazin, alias Abu Mu'min, era mantenido en secreto por la Yihad Islámica, incluyendo a los combatientes de base, para evitar los intentos de asesinato.

La radio militar israelí consideró que este movimiento radical quizás fue infiltrado por el Shin Beth, el servicio de seguridad interior, lo que explicaría la eliminación en pocas horas de altos responsables de la Yihad Islámica buscados desde hacía tiempo.

El predecesor de Harazin, Jaled al Dahduh, murió en marzo de 2006 al estallar un coche cuando caminaba por una calle de Gaza.

La Yihad Islámica prometió vengarse. "Nosotros afirmamos que el asesinato desencadenará una ola de operaciones mártires", indicó Harazin.

"Todos los medios considerados apropiados serán utilizados para atacar al enemigo en Gaza, Cisjordania, y dentro de las fronteras de 1948 de Israel", insistió Abu Ahmed, que habló como portavoz del brazo armado de la Yihad Islámica.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, admitió ayer que Israel debe prepararse para la posibilidad de ataques de represalia tras la muerte de trece milicianos de Hamas y la Yihad Islámica en las últimas horas en ataques israelíes y expresó su esperanza de que el Ejército continúe "sus exitosas operaciones" en la Franja de Gaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios