Gerry Adams es puesto en libertad sin cargos tras cuatro días de interrogatorios

La Policía norirlandesa (PSNI) confirmó ayer que ha puesto en libertad sin cargos al presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, tras su detención el miércoles por un asesinato del IRA cometido en 1972.

En un comunicado, la PSNI indicó que puso en libertad a "un hombre de 65 años", quien queda ahora "pendiente de un informe" que se enviará a la Fiscalía de la provincia británica.

La Policía norirlandesa remitirá a la Fiscalía un informe para dejar en sus manos la decisión de imputarle en relación con el asesinato de una mujer católica, Jean McConville, perpetrado por el ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA). Según los expertos, la PSNI puede tardar un tiempo en elaborar ese informe, que los fiscales estudiarán en detalle antes de tomar cualquier decisión, por lo que se prevé que el caso no se cerrará en breve.

Adams afrontó ayer su cuarta jornada consecutiva de interrogatorio en una comisaría de Antrim, al norte de Belfast, donde se presentó voluntariamente el miércoles para colaborar con la PSNI en la investigación de un crimen en el que niega su implicación.

El arresto de Adams enfureció al Sinn Fein, que acusó a "elementos oscuros" de la PSNI de conspirar, sin tener pruebas, para dañar el proceso de paz y las aspiraciones electorales del partido nacionalista en los comicios locales y europeos de este mes. Su número dos y viceministro principal norirlandés, Martin McGuinness, advirtió que su partido estaría dispuesto a "revaluar" su apoyo a la PSNI si se acusa Adams por ese asesinato, lo que podría crear una grave crisis en el proceso de paz.

Por su parte, el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, calificó ayer de "despreciables" las acusaciones vertidas por el Sinn Fein contra las fuerzas del orden.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios