EL Gobierno esloveno admite "una pequeña fuga" en una central nuclear

  • El ministro de Medio Ambiente, Janez Podobnik, asegura que no hay "impacto para la población o el medio ambiente"

El ministro esloveno de Medio Ambiente, Janez Podobnik, aseguró hoy que la central nuclear de Krsko sufrió "una pequeña fuga de agua" en el circuito primario, pero que "no fue un accidente" y "no hay impacto en el ambiente o la población".

Podobnik mantuvo hoy un desayuno de trabajo con el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, y con varios ministros europeos del ramo y "les expliqué la situación", señaló en unas declaraciones al llegar a un Consejo de Ministros de la UE.

El ministro esloveno afirmó que el director de la Dirección de Seguridad Nuclear de su país le aseguró que "no hay necesidad de medidas de protección" y "sólo hace falta una reparación muy pequeña".

En unas declaraciones al llegar a un Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE), Podobnik afirmó que el director de la Dirección de Seguridad Nuclear de su país le aseguró que "no hay necesidad de medidas de protección" y "solo hace falta una reparación muy pequeña".

Añadió que a las 21.30 GMT del miércoles el reactor quedó totalmente apagado.

Podobnik dijo que la explicación inicial de que se trataba de un ejercicio fue "un error" a la hora de rellenar un formulario, pero que fue corregido "en pocos minutos".

"No fue un accidente, sólo una fuga de agua de pequeña importancia", insistió el responsable esloveno.

El ministro esloveno del Interior, Dragutin Mate, indicó que el reactor se detuvo "por precaución" y aseguró que la situación "es estable" y "no ha habido contaminación al medio ambiente" de carácter nuclear.

La ministra italiana de Medio Ambiente, Stefania Prestigiacomo, cuyo país es fronterizo con Eslovenia, afirmó que habían "aclarado todo" con las autoridades de Liubliana y que no hay "ningún riesgo".

Prestigiacomo previno también contra el "excesivo alarmismo" en este caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios