Hillary acaricia el sueño de volver a la Casa Blanca

  • La ex primera dama vence en el sur gracias al voto latino, las mujeres y su política económica

Las aspiraciones de Hillary Clinton por convertirse en la candidata demócrata a la Casa Blanca salieron ayer fortalecidas en Nevada, donde obtuvo su segunda victoria consecutiva sobre su gran contrincante, el senador Barack Obama.

La senadora se coloca así en primera línea en la carrera por obtener el apoyo de los demócratas en los estados sureños, principalmente en Carolina del Sur, donde se celebrarán las primarias demócratas el 26 de enero.

En este estado, donde la población es mayoritariamente afroamericana, la batalla se presenta muy reñida, dado que en la actualidad el senador Obama encabeza los sondeos, con casi 10 puntos de diferencia sobre Hillary Clinton.

La ex primera dama, por su parte, ha demostrado tener una gran capacidad de influencia sobre los votantes latinos, lo que podría ser determinante para su victoria en los estados fronterizos, donde la población de inmigrantes es masiva.

Para los demócratas, Florida no cuenta, porque debido a una disputa interna del partido, este estado no participará en la Convención Demócrata de agosto, en la que se proclamará oficialmente al candidato. Esto hizo que los candidatos demócratas decidieran no hacer campaña en este estado.

En los últimos días, la campaña de Hillary Clinton ha estado muy volcada entre los hispanos, quienes se declaran mayoritariamente votantes demócratas.

Con el apoyo del alcalde de Los Ángeles y de otros líderes latinos, la ex primera dama dio un matiz hispano a su discurso para evitar que estos votos vayan hacia otros precandidatos.

Además, la senadora por Nueva York demostró contar con un fuerte apoyo de las mujeres, lo que fue determinante tanto en Nueva Hampshire, donde obtuvo su primera victoria sobre Obama, como en Nevada.

En este Estado, que concentra gran parte de su actividad económica en la ciudad de Las Vegas, las mujeres representaban el 59 por ciento de los votantes, y Clinton logró que le votaran el 51 por ciento de ellas, frente al 38 por ciento de Obama.

La precampaña electoral ha dado un giro en los últimos días debido al temor a que la economía estadounidense pueda entrar en recesión a lo largo de 2008, lo que ha hecho que el debate económico se coloque en el primer plano de la palestra.

La presidenta de la campaña de Clinton, Terry McAuliffe, reconoció ayer que el plan económico de la senadora le permitió marcar distancia frente a Obama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios