Histórico acuerdo entre los cristianodemócratas y los verdes en Alemania

  • Ambas formaciones gobernarán la ciudad-estado de Hamburgo · El candidato a la cancillería federal del partido ecologista asegura que está "abierto a formar coalición" con Angela Merkel

Comentarios 1

La conservadora Unión Cristianodemócrata (CDU) y Los Verdes sellaron ayer una coalición gubernamental en la ciudad-estado de Hamburgo, al noroeste del país, la primera que alcanzan ambas formaciones en la historia de Alemania.

El alcalde-gobernador de Hamburgo, el cristianodemócrata Ole von Beust, aseguró que este acuerdo abre un "nuevo camino" en la política de la ciudad-estado y aludió a la voluntad de consenso de ambas partes a pesar de las "diferencias históricas" que les separan.

Von Beust aseguró que la coalición permitirá demostrar "que no tiene por qué haber" polarización entre conceptos como economía y ecología o seguridad y libertad. "Esto no es un experimento sino una oportunidad para descubrir nuevos caminos, intransitados hasta ahora", apuntó.

El presidente regional de la CDU, Michael Freytag, bromeó con que este acuerdo de gobierno, que fue suscrito ante la prensa, no es "un matrimonio por amor", pero sí "el comienzo de una maravillosa amistad".

La CDU ha conseguido cuajar un acuerdo de gobierno inédito en Alemania, derivado de la inviabilidad gubernamental de una alianza con sus socios naturales, los liberales del FDP, y de las tensas relaciones que mantienen con el Partido Socialdemócrata (SPD), su socio a escala federal.

Freytag destacó que la política no se puede construir "sobre los deseos" sino que debe basarse en hechos y afirmó que pese a su singularidad, un gobierno verdinegro es "sin duda, la mejor solución para Hamburgo". "Sólo se pueden encontrar nuevos senderos si se cuenta con nuevos socios", añadió.

El presidente regional de la CDU resaltó el talante dialogante de Los Verdes durante las "cien horas de negociación" y que el compromiso del partido por la prosperidad de Hamburgo les ha llevado a respaldar el proyecto cristianodemócrata de ampliar el calado del río Elba que permita la entrada de buques más grandes.

Sin embargo, el acuerdo no alude al proyecto de la central térmica de carbón de la compañía Vattenfall, que está previsto que se construya en la ciudad y al que Los Verdes se oponen.

La presidenta del grupo parlamentario del partido, Christa Goetsch, aseguró que ambos socios gubernamentales están "muy unidos" y auguró una nueva política de educación, especialmente en la educación primaria, de más calidad.

La presidenta regional de Llos Verdes, Anja Hajduck, dijo que entre las medidas "ecológicas" aceptadas por la CDU para el programa de gobierno figura la creación de una Fundación responsable de la protección medioambiental del Elba y una nueva estrategia para fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad.

Von Beust señaló que las bases de los respectivos partidos debatirán y someterán a votación el nuevo proyecto gubernamental los días 27 y 28 de abril.

Por su parte, el designado candidato de los verdes a la cancillería federal, Jürgen Trittin, aseguró ayer que está abierto a formar una coalición con la CDU para gobernar Alemania con Angela Merkel como canciller federal tras los comicios legislativos previstos para el año que viene.

"Si yo, por ejemplo, llego a un acuerdo con la señora Merkel para introducir un salario mínimo o desconectar las centrales nucleares, ¿por qué no voy a coalicionarme con la señora Merkel?", dijo ayer Trittin en declaraciones a la cadena de la televisión pública alemana ZDF.

Pese a todo, otros líderes como el copresidente de los verdes, Reinhard Bütikofer, subrayaron el carácter excepcional del acuerdo de Hamburgo y destacaron la dificultad de un acuerdo similar para gobernar Alemania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios