La Inteligencia de EEUU reduce a farol las amenazas norcoreanas

  • Los expertos creen que la beligerancia de Kim Jong-un es tanto para consumo interno como para tener reconocimiento internacional

El director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, sostuvo ayer que las amenazas de Corea del Norte son un pulso de su líder, Kim Jong-un, para mostrar su posición de fuerza, mientras la comunidad internacional está alerta ante el posible lanzamiento de un misil en los próximos días.

Clapper, que compareció ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, defendió que el objetivo principal del líder norcoreano es "consolidar" su poder y sobre todo demostrar que tiene un "control firme" sobre su país.

Kim Jong-un, que asumió como máximo líder en diciembre de 2011 tras la muerte de su padre, Kim Jong-il, aumentó sus amenazas contra Corea del Sur y Estados Unidos tras las sanciones que la ONU impuso a su país el pasado mes de marzo por la última prueba nuclear que realizó en febrero. No obstante, Clapper sostuvo que la "retórica beligerante" que emplea el dirigente norcoreano está destinada a un público interno y también de cara a la comunidad internacional, ya que busca un "reconocimiento del mundo" y, en concreto, de Estados Unidos.

A su juicio, Kim quiere demostrar que Corea del Norte puede competir como potencia nuclear. "Eso le da derecho a la negociación y, probablemente, a (recibir) ayudas", afirmó.

Los ministros de Exteriores del Grupo de los Ocho (G8) advirtieron ayer en Londres de que tomarán nuevas "medidas significativas" contra Corea del Norte si lleva a cabo más lanzamientos de misiles balísticos o pruebas nucleares.

Las amenazas del régimen comunista y de Irán, así como el conflicto en Siria, centraron un encuentro de dos días que concluyó ayer entre los jefes de la diplomacia del Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Japón y Rusia.

Al término de la última jornada de reuniones, el responsable del Foreign Office, William Hague, señaló que las eventuales medidas contra Corea del Norte que se plantean los miembros G8 están "en el terreno de las sanciones" y subrayó que, si el país asiático insiste en seguir desarrollando su programa nuclear, solo logrará profundizar en su aislamiento internacional.

A lo suyo, Corea del Norte ensalzó ayer a Kim Jong-un en el primer aniversario de su elección como secretario del Partido de los Trabajadores.

El único canal de la televisión estatal norcoreano, KCTV, conmemoró esta señalada fecha con un repaso a las habituales visitas a las tropas del joven líder comunista, y el periódico Rodong, altavoz del partido oficialista norcoreano, afirmó que "la historia nunca ha visto a ningún dirigente socialista" como Kim. Este medio también celebró el éxito de la puesta en órbita de un satélite norcoreano en diciembre y la reciente prueba nuclear de febrero, ambas acciones castigadas con sanciones de la ONU aunque alabadas por el rotativo, que las calificó de "valiosas victorias que sólo el camarada Kim Jong-un podía conseguir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios