Interceptan una carta con veneno para Obama y el FBI apenas avanza en Boston

  • Los investigadores han identificado a un sospechoso gracias a las cámaras de seguridad de unos grandes almacenes Evacuan el tribunal federal de la ciudad y parte del Senado

Los investigadores del atentado en el maratón de Boston que causó tres muertos creen haber identificado a un sospechoso gracias a un vídeo, informaron ayer medios estadounidenses, aunque al cierre de esta edición nadie había sido detenido, al tiempo que la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) interceptaba una carta con veneno dirigida al presidente de EEUU, Barack Obama.

El vídeo grabado por las cámaras de seguridad de los grandes almacenes Lord & Table y las imágenes proporcionadas por una cadena de televisión local han permitido a los investigadores del FBI hacer un "progreso considerable" en el caso, adelantó la cadena CNN. Las imágenes muestran "a un sospechoso trasladando una bolsa negra, y posiblemente depositándola en la escena de la segunda bomba", informó el diario local Boston Globe, que cita a un funcionario cercano a la investigación.

Nada más conocerse la filtración en las televisiones locales, los habitantes de Boston detuvieron su rutina, que poco a poco recuperan, para conocer los detalles, en una muestra de la ansiedad con la que esperan un desenlace al atentado, que dejó tres muertos y más de 170 heridos.

A la ansiedad contribuye un sobre interceptado ayer por el FBI dirigido a Obama con una "sustancia granulada" que dio positivo como ricina (un veneno letal) en una prueba preliminar, aunque se descarta que la misiva tenga relación con el atentado.

"No hay indicaciones de que haya una conexión con el ataque en Boston", indicó el FBI en un comunicado, en el que anticipó que aún "se pueden recibir más cartas" sospechosas como la dirigida a Obama y las tres enviadas al Senado. El presidente fue informado el martes y ayer sobre las cartas dirigidas tanto a él como al senador republicano Roger Wicker, declaró a los periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. "Esto no ha afectado de ninguna manera a las operaciones de la Casa Blanca ni ha llegado en absoluto cerca del presidente", dijo Carney.

Además, dos edificios de oficinas del Senado permanecieron varios minutos cerrados tras recibir informes sobre dos paquetes sospechosos y el tribunal federal de Boston fue evacuado por una amenaza de bomba.

El FBI y la Policía de Boston negaron que se produjera el arresto de un sospechoso después de que varios medios locales aseguraran lo contrario.

"A pesar de informes ampliamente difundidos sobre lo contrario, no ha habido un arresto en conexión con el ataque de la maratón de Boston", informó el FBI en un comunicado, que agregó que "durante el último día y medio ha habido una serie de informaciones de prensa basadas en fuentes no oficiales que han sido imprecisas".

"Dado que estas noticias tienen a menudo consecuencias no intencionadas, pedimos a los medios de comunicación, particularmente en esta etapa preliminar de la investigación, que mantengan la cautela y traten de verificar la información a través de canales oficiales apropiados antes de informar", añadió el FBI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios