Irán instala 6.000 centrifugadoras más para enriquecer uranio

  • Ahmadineyad promete "más noticias buenas" en el Día Estatal de la Energía Atómica

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció ayer que su país ha comenzado la instalación de 6.000 nuevas centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio y prometió a los iraníes "más noticias buenas" sobre su programa atómico.

Ahmadineyad, en una visita a la central de Natanz, en el centro del país, donde Irán ya tiene instaladas 3.000 centrifugadoras, también pidió a los iraníes "unidad" y "vigilancia" para hacer frente a los "enemigos", ante la oposición de Occidente al "desarrollo tecnológico" de la República Islámica.

El anuncio del líder iraní fue condenado por EEUU, cuyo embajador ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Gregory Schulte, consideró que la actitud de Teherán "demuestra la clara intención de violar más todavía las exigencias del Consejo de Seguridad".

Schulte aseguró que esta actitud "no le aportado a Irán respeto internacional, sino más bien creciente censura y sanciones", en alusión a las tres resoluciones aprobadas en los últimos dos años contra Irán por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Ahmadineyad reiteró ayer que la tecnología nuclear y el enriquecimiento de uranio, una materia de doble uso, militar y civil, son un "derecho legal del pueblo iraní" y que esta nación "no renunciará a sus derechos".

Su declaración coincidió con la celebración en Irán el Día Nacional de la Energía Atómica, que conmemora el primer aniversario del anuncio por el propio Ahmadineyad de la producción de combustible nuclear a nivel industrial. "El año pasado celebramos la entrada de nuestro país a la fase industrial con la instalación de 3.000 centrifugadoras, y hoy hemos comenzado la fase de instalación de 6.000 máquinas en Natanz", dijo el gobernante.

"La conversión de Irán en un Estado nuclear es el primer paso en un largo camino que llevará a nuestro país a un alto lugar en el mundo", declaró el presidente iraní en Natanz.

Ahmadineyad predijo, entretanto, que los "enemigos se esforzarán por impedirnos el acceso a nuevas tecnologías", e insistió en que "el mantenimiento de la unidad y la obediencia al líder supremo (iraní, el ayatolá Ali Jamenei) es la llave de la victoria".

El presidente iraní acusó además ayer a EEUU de usar los atentados del 11 de septiembre como un "pretexto" para atacar Afganistán e Iraq, donde " Miles y miles de personas han muerto hasta ahora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios