Isabelita Perón alega ser española para no ser extraditada a Argentina

  • Se le acusa, entre otros delitos, de la desaparición de al menos diez personas, atribuida a la agrupación criminal Alianza Anticomunista Argentina, "Triple A", que actuó en la década de los 70

La defensa de la ex presidenta argentina Isabelita Perón ha alegado, en la vista que se ha celebrado en la Audiencia Nacional para estudiar la extradición a su país, que Argentina no puede juzgarla porque es una ciudadana española y además su estado de salud es precario.

Fuentes jurídicas han explicado que el abogado de María Estela Martínez de Perón, conocida como Isabelita Perón, se ha opuesto a la extradición de la ex presidenta por considerar que Argentina no tiene jurisdicción para encausarla y ha aducido otros motivos para oponerse, como su mal estado de salud y su avanzada edad, 77 años.

La ex presidenta, que no ha querido hacer declaraciones a los periodistas, ha abandonado sobre las 12.30 horas la Audiencia Nacional, donde la vista ha sido celebrada por la sección segunda de la Sala Penal, que preside el juez Fernando García-Nicolás, y se pronunciará sobre la extradición en el plazo de una semana.

El fiscal de la causa, Pedro Rovira, se ha posicionado a favor de que la ex presidenta argentina sea juzgada en su país, que le acusa de estar relacionada con los crímenes cometidos por la Alianza Anticomunista Argentina, "Triple A", durante su mandato, en concreto la desaparición de, al menos, diez personas.

Isabelita Perón asumió el poder el 29 de junio de 1974, dos días antes de la muerte de su esposo Juan Domingo Perón, que había ganado las elecciones presidenciales de 1973, y fue derrocada por un golpe de Estado el 24 de marzo de 1976.

La primera solicitud de extradición que cursó Argentina relaciona a María Estela Martínez con dos presuntos delitos de detención ilegal y torturas contra los ciudadanos argentinos Héctor Aldo Fagetti, desaparecido en febrero de 1976, y Jorge Valentín Betón, un menor detenido y torturado en las mismas fechas.

Por estos supuestos delitos la ex presidenta argentina permanece en libertad provisional por orden del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo desde el 12 de enero del año pasado, cuando fue detenida en su domicilio de Villanueva de la Cañada (afueras de Madrid), donde reside desde 1981, en virtud de una orden librada por el juez argentino Raúl Acosta.

El 25 de enero de 2007, Del Olmo comunicó a María Estela Martínez la segunda orden de detención librada contra ella en su país, relacionada con su presunta responsabilidad en los crímenes de la "Triple A" en la década de los 70.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios