Israel y Egipto no alcanzan ningún acuerdo para frenar el tráfico de armas hacia Gaza

  • El Cairo acusa al Estado judío de estar detrás de las políticas de EEUU contra sus intereses

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, se entrevistó ayer con el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, con quien acordó seguir luchando contra el terrorismo, pero no pudo resolver la cuestión del contrabando de armas a los palestinos.

Barak no apoyó la propuesta lanzada por El Cairo de aumentar el número de tropas egipcias en la frontera como solución al conflicto por el tráfico ilegal de armas que se produce desde la Península del Sinaí a los palestinos de la Franja de Gaza.

En Egipto, Barak afirmó que el nivel de las tropas puede permanecer igual, pues el incremento de soldados no es la forma de detener el contrabando.

Israel afirma que toneladas de explosivos y armas son transportados ilegalmente a través de túneles bajo la frontera egipcia hasta la Franja de Gaza desde la retirada israelí del territorio en 2005.

Egipto rechaza las acusaciones de actuar con laxitud y alega que el acuerdo de paz con el Estado judío le impide aumentar el número de tropas en la frontera y que eso hace que no pueda actuar con más contundencia. El Gobierno de El Cairo asegura que este año han sido confiscadas más de 100 toneladas de explosivos que iban a Gaza, controlada por la movimiento islamista Hamas.

Si bien la visita de Barak es vista como un intento por suavizar las tensiones, el ministro del Exterior egipcio, Ahmed Abul Gheit, acusó a Israel de orquestar una campaña en EEUU para congelar parte de la ayuda financiera que ese país otorga a Egipto.

Barak rechazó las acusaciones y afirmó que su país no buscaba ninguna reacción estadounidense hacia Egipto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios