Israel teme un gran atentado durante el aniversario de Hamas

  • La celebración del movimiento islámico podría caldear el ambiente en Gaza

Hamas celebra hoy el vigésimo aniversario de la creación del movimiento islámico con una multitudinaria manifestación en la plaza Al-Khatiba de Gaza, la misma donde hace menos dos meses Al Fatah conmemoró el tercer aniversario de la muerte de su mítico dirigente Yaser Arafat, acto que acabó en un baño de sangre.

Una explosión durante un funeral y la detención en Gaza de un asesor del primer ministro de Cisjordania han llevado al Ejército israelí a ponerse en alerta.

Fuentes militares temen un calentamiento en la zona fronteriza, alusión a un ataque masivo con cohetes Qasam contra Israel.

No se descarta un "sonado atentado en alguna ciudad israelí con el objetivo de mostrar a los palestinos que Hamas preserva su capacidad operativa", dice el diario israelí Maariv.

"Generalmente Hamas suele hacer sus actos en el estadio Al-Yarmuk, pero esta vez lo han desplazado a la plaza para hacer una demostración de fuerza ante los nacionalistas", valoró un analista político de la ciudad.

La multitudinaria concentración por el aniversario de Hamas está convocada para hoy y a lo largo de la jornada habrá actos en menor medida en distintos lugares de Gaza.

Durante la jornada de ayer, un palestino murió y otros 20 resultaron heridos como consecuencia de una explosión cuyo origen aún se desconoce y que ocurrió durante el funeral de un miliciano en la Franja de Gaza.

Testigos presenciales y fuentes médicas dijeron que en el curso del entierro de un miembro de la Yihad Islámica, muerto en un ataque israelí, se produjo dicha explosión que hirió a cerca de 20 personas.

La deflagración pudo deberse a una granada que portaba alguno de los compañeros milicianos que asistieron al funeral y que pudo caérsele de las manos.

En este clima de tensión se produjo además la detención de Omar al Ghoul, uno de los asesores del primer ministro palestino del Gobierno de Cisjordania, Salam Fayyad.

Durante las primeras horas, la familia aseguraba que se trataba de un secuestro, ya que unos hombres armados irrumpieron en la casa y se lo llevaron por la fuerza. Además, Al Ghoul pertenece al movimiento Al Fatáh del presidente Mahmud Abbas y es considerado como uno de los políticos palestinos más críticos con el movimiento islamista.

Finalmente Hamas confirmó a través de su portavoz, Ihab al Ghussein, que se trataba de una detención por supuestas actividades ilegales.

Todo esto ha llevado a Israel ha declarar la alerta por temor a un gran atentado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios