Kiev mantiene la ofensiva y rechaza la consulta que piden los prorrusos

  • Ucrania y Rusia no logran avance alguno en la reunión del Consejo Europeo Los separatistas preparan referendos en Donetsk y Slaviansk

Las autoridades de Kiev apostaron ayer por continuar la ofensiva militar contra las milicias prorrusas, cuyos líderes políticos aseguran que el referéndum sobre la autonomía de la "república popular de Donetsk" del próximo domingo se celebrará "incluso en medio de los combates".

Tras la ofensiva lanzada por las fuerzas ucranianas contra Slaviansk y Kramatorsk, las milicias prorrusas dijeron ayer que ha empezado la operación contra la ciudad costera de Mariupol, también en la rebelde región de Donetsk. "Nos acaban de llegar informaciones sobre un ataque masivo contra nuestros puestos de control situados en el oeste de la ciudad. Por lo visto ha comenzado el asalto", dijo un portavoz de los insurgentes a los medios rusos. "Los milicianos han entrado en combate y ha comenzado el tiroteo", agregó la misma fuente.

Según el canal de televisión ruso RT, testigos señalaron que se habían registrado víctimas.

El presidente ucraniano, Alexandr Turchinov, declaró ayer la movilización parcial con el fin de proseguir la ofensiva contra los bastiones insurgentes prorrusos.

Turchinov nombró, además, a un nuevo jefe del Ejército de Tierra, el general Anatoli Pushniakov, un veterano de la guerra de Afganistán con el Ejército soviético.

Todos estos pasos muestran que Kiev intensificará su ofensiva militar contra la ciudades de Slaviansk y Kramatorsk, los bastiones prorrusos en la región de Donetsk, cuyos alrededores fueron el lunes escenario de cruentos combates, en los que según el Ministerio del Interior murieron cuatros soldados y una treintena de milicianos.

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania rechazó ayer la propuesta de celebrar conjuntamente con las elecciones del 25 de mayo un referéndum sobre la integridad territorial y la descentralización del país, como exigen los prorrusos.

Tampoco consiguió apoyo la iniciativa del primer ministro, Arseni Yatseniuk, de llevar a cabo una consulta no vinculante sobre los mismos asuntos.

"Las acciones militares en el norte de la región de Donetsk no impedirán la celebración del referéndum sobre la autonomía estatal convocado para el domingo", dijo Boris Litvinov, miembro de la dirección de la "república popular de Donetsk" y encargado de organizar la consulta. Litvinov agregó que los preparativos transcurren con toda normalidad y que las papeletas está siendo enviadas a los colegios electorales. "Hoy he hablado con jefes de las comisiones electorales de Slaviansk y Kramatorsk y me han asegurado que incluso en medio de los combates la gente acudirá a las urnas", agregó.

En su opinión, el referéndum transcurrirá con normalidad en las demás ciudades de la región de Donetsk. "La seguridad de los colegios electorales será garantizada por la Policía y las fuerzas de autodefensa", agregó.

Rusia y Ucrania volvieron a acusarse ayer mutuamente del reciente aumento de la tensión en el este y sur del territorio ucraniano. El escenario de este nuevo desencuentro fue el comité ministerial del Consejo de Europa, un órgano paneuropeo centrado en los derechos humanos que celebró en Viena su reunión anual.

Con 30 ministros de Exteriores sentados a la misma mesa, entre ellos el ucraniano, Andrei Deschitsa, y el ruso, Serguéi Lávrov, el encuentro estuvo ensombrecido por el conflicto de Ucrania.

Lavrov advirtió de que mientras no se dé voz a los "manifestantes" opuestos al Gobierno central en funciones de Kiev, "se va a andar en círculos" a la hora de buscar soluciones. Por eso, indicó que cualquier futura negociación debe tener en cuenta a esos grupos, que Ucrania considera controlados por Moscú, mientras que Rusia los define como manifestantes que "quieren hacer oír su voz".

Deschitsa, por su parte, argumentó que su Gobierno, al que calificó como "legítimo", representa a todas las regiones del país y que de celebrarse una nueva cumbre, como la que reunió el pasado abril en Ginebra a EEUU, la UE, Rusia y Ucrania, el formato debería mantenerse a nivel de titulares de Exteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios