El Kurdistán iraquí decide sobre su independencia entre presiones

  • Bagdad amenaza con el despliegue de tropas y Ankara con bloquear las exportaciones de petróleo

La región autónoma del Kurdistán celebró ayer un referéndum para decidir sobre su independencia de Iraq, que amenazó con el cierre de los límites regionales y el envío de tropas a los territorios disputados.

Los colegios electorales cerraron a las 19:00, hora local, una hora después de lo previsto, cuando se registraba una participación del 78% en las cuatro provincias kurdas -Dohuk, Erbil, Suleimaniya y Halabja- y en las provincias disputadas de Kirkuk, Diyala y Nínive, según datos oficiales. Esas regiones dependen del Gobierno central, pero son controladas de facto por las fuerzas de seguridad kurdas peshmergas.

La Alta Comisión Electoral del Kurdistán no reveló cuándo dará a conocer los resultados, pero varios observadores internacionales señalaron que los resultados se harán públicos en uno o dos días.

Los votantes tenían que elegir entre "sí" o "no" a la pregunta en kurdo, árabe, turcomano y asirio: "¿Quiere que la región del Kurdistán y las zonas kurdas fuera de la administración de la región se conviertan en un estado independiente?". La jornada electoral -día festivo en todo el Kurdistán- transcurrió "con normalidad" y sin incidentes, señalaron observadores españoles invitados a la región.

El plebiscito ha elevado la tensión entre el Gobierno de Erbil y el de Bagdad, así como con los países fronterizos -Irán y Turquía-, que rechazan frontalmente esta consulta, al igual que la comunidad internacional.

El Parlamento iraquí pidió ayer al primer ministro, Haidar al Abadi, el despliegue de fuerzas de seguridad en las zonas disputadas con el Kurdistán, así como el cierre de los pasos terrestres. También las autoridades turcas amenazaron ayer con una intervención militar y con bloquear las exportaciones de petróleo, vitales para esta región autónoma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios