Liberados los tripulantes de velero francés secuestrado por piratas en Somalia

  • El Golfo de Adén está infestado por piratas marítimos que asaltan cargueros para robar las mercancías o para secuestrar a viajeros y tripulantes para obtener rescates

Comentarios 1

Los tripulantes del velero de lujo francés "Ponant", secuestrado por piratas en el Golfo de Adén hace una semana, han sido liberados "sin incidentes", ha anunciado el Elíseo.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, no dio detalles sobre las circunstancias de la liberación de los 30 tripulantes, incluidos 22 franceses, al anunciarla en un comunicado, pero trascendió en medios locales que fue fruto de negociaciones con los secuestradores, sin intervención militar.

El velero estaba anclado desde el pasado domingo en aguas somalís, bajo la vigilancia de un buque de la Marina francesa.

Sarkozy expresa "su profunda gratitud a las fuerzas armadas francesas y a todos los servicios del Estado que han permitido una salida rápida y sin incidentes a este secuestro", reza la nota.

El presidente "comparte la alegría y el alivio" de las familias de los tripulantes y las recibirá de nuevo en el Elíseo, ya que se había reunido con ellas hace tres días.

El ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, indicó que se organizará "lo antes posible" la vuelta a Francia de los liberados, y dio las gracias "calurosamente" a todos los que contribuyeron a la solución de la crisis.

Según la televisión "LCI", los tripulantes del velero -entre los que hay ucranianos y filipinos- serán trasladados a una fragata de la Armada gala antes de ser llevados presumiblemente en helicóptero a Yibuti, para desde allí emprender viaje de regreso a Francia.

El velero, de tres mástiles, no llevaba pasajeros a bordo cuando fue abordado por una decena de piratas armados entre Yemen y Somalia hace una semana.

Después de navegar durante dos días bajo la vigilancia de un buque de la Armada gala, los piratas echaron el ancla el domingo a la altura de Garaad, en la región semi autónoma somalí de Puntland.

Ese día, Kouchner había anunciado que las autoridades francesas habían establecido "el contacto" con los piratas. También se informó entonces de que los rehenes estaban bien tratados y se les permitía alimentarse y lavarse.

El pasado lunes, un equipo de elite de intervención de la Gendarmería llegó a Yibuti, donde Francia tiene una base militar, para "apoyar" las negociaciones, en palabras de Exteriores, que apostaba por una solución "sin efusión de sangre".

Esta zona de Somalia está infestada por piratas marítimos, que asaltan cargueros para robar las mercancías o para secuestrar a viajeros y tripulantes para obtener rescates.

Kouchner, que esta semana recordó que entre 200 y 300 barcos fueron atacados en esa región el año pasado sin que hubiera muertos, ha reiterado la necesidad de que la comunidad internacional se movilice "resueltamente" contra la piratería en el Golfo de Adén y cerca de las costas somalís.

Indicó que Francia pedirá al Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York que haya una vigilancia internacional regular en esas aguas.

Buques de la Armada francesa han escoltado a finales de 2007 y principios de 2008 a barcos fletados por el Programa Mundial de Alimentos, después de que varios fuesen asaltados por piratas y despojados de los alimentos que transportaban.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios