La Liga Árabe constata violaciones en Homs pero sin acusar a nadie

  • La oposición lamenta la actitud de los observadores internacionales y cree que simplemente se trata de proporcionar una cobertura mediática al presidente Asad

Los observadores de la Liga Árabe confirmaron ayer la existencia de violaciones de los derechos humanos en la ciudad de Homs, en el centro de Siria, pero no han podido determinar si fueron cometidas por las autoridades o por grupos terroristas, informó ayer una fuente de la organización panárabe. La fuente explicó que los observadores, que llegaron el martes a Homs y todavía permanecen allí, se comunicaron por teléfono con la Liga Árabe, con sede El Cairo, para detallar las violaciones que han podido constatar.

Los observadores apuntaron que han visto muertos y señales de disparos en viviendas, además de visitar a los familiares de las víctimas para investigar los sucesos en los que fallecieron sus seres queridos, dijo la fuente.

La misión permanecerá en Homs, la ciudad más castigada por la represión del régimen sirio según los opositores, y tiene previsto elaborar un informe detallado que enviará al secretario general, Nabil al Arabi.

Un portavoz de los opositores Comités de Coordinación Local, Sherin Qabani, indicó a Efe que los residentes de Homs no están contentos con la labor de los observadores porque no prestaron atención a las multitudinarias manifestaciones antigubernamentales que se desarrollaron en la ciudad.

"Creemos que esta misión coopera con las autoridades y que la Liga Árabe ofrece cobertura al régimen sirio porque ayer se registraron algunas violaciones y no hubo reacción", señaló Qabani.

Al menos 17 personas murieron el martes en esa localidad, capital de la provincia del mismo nombre, denunciaron los Comités, que destacaron que los efectivos de seguridad lanzaron gases lacrimógenos para dispersar una marcha de más de 70.000 manifestantes.

En su primer día de trabajo en Homs, la delegación, encabezada por el general sudanés Mohamed Ahmad Mustafa al Dabi, se entrevistó, entre otros, con el gobernador de la provincia.

Los Comités Locales de Médicos de Damasco, un grupo integrado dentro de los Comités de Coordinación Local, se quejaron de la designación de Al Dabi para dirigir la misión por su pasado como responsable de la Inteligencia Exterior y subjefe del Estado Mayor de Sudán, ya que "permitió o hizo la vista gorda sobre las atrocidades cometidas en Darfur", remarca la nota, que propone que la misión de observación sea supervisada directamente por las Naciones Unidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios