¿Llega la era oscura para los medios en EEUU?

Comentarios 0

Jim Acosta lo hizo lo mejor que pudo: durante 30 segundos, el experimentado reportero de la CNN se mantuvo, muy erguido, delante del que pronto será el hombre más poderoso del mundo. Donald Trump había criticado duramente a su canal de televisión y Acosta quería repreguntar, como es habitual en las ruedas de prensa.

Pero en lugar de eso, recibió varios ataques desde el "Olimpo" de Trump: "Su organización es terrible y difunde fake news (noticias falsas)". No, no se le permitiría hacer ninguna pregunta.

Winter is coming (Se acerca el invierno), la frase que planea sobre la serie Juego de tronos anunciando malos tiempos podría aplicarse a lo que sienten avecinarse los medios de comunicación con la llegada de Trump a la Casa Blanca. Desde hace meses se publican en el país artículos que se preguntan cómo cambiará con Trump la relación entre el presidente y los medios.

Trump ya dejó entrever que facilitaría las demandas contra los medios y durante la campaña incluso llegó a acusar a los periodistas de ser "la forma más baja de la existencia". En sus actos electorales aparecieron de pronto camisetas con lemas como "Soga. Árbol. Periodista". Hay reporteros que incluso se mostraron cautos a la hora de reconocer su profesión.

"Para una prensa libre y un control del poder, ésta es la época más oscura de la historia de EEUU desde la Primera Guerra Mundial", escribía Jay Rosen, de la Universidad de Nueva York. Una extrema presión económica, una masiva pérdida de reputación, demasiado entretenimiento y un periodismo político cada vez más limitado son algunos de sus argumentos. A ello se añade la difusión de opiniones en las redes sociales y la profesionalización de la comunicación que sirve a determinados intereses.

La pregunta central que se hacen muchos analistas es si Trump necesita para algo a los medios, aparte de entrevistas cuidadosamente precocinadas. Con Twitter llega a millones de personas, incluso cuando una encuesta conocida recientemente le recomienda reducir esos mensajes cuando sea presidente: a tres de cuatro estadounidenses ya le molestan, entre ellos al 45% de los republicanos.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios