Lula se acerca a la inhabilitación política tras elevarse su condena por corrupción

  • Los tres jueces del Tribunal Regional Federal decidieron aumentar a 12 años la pena al ex presidente

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva tiene más cerca su inhabilitación política después de que un tribunal de segunda instancia le condenase ayer por corrupción y lavado de dinero y aumentase su pena de prisión a 12 años y 1 mes.

Tras casi diez horas de sesión, los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región de la ciudad de Porto Alegre decidieron elevar la pena de nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado dinero dictada en julio pasado contra el ex mandatario en primera instancia.

Estoy extremadamente tranquilo y con la conciencia de que no cometí ningún crimen"

"Hay prueba, más allá de lo razonable, de que Lula fue uno de los articuladores, si no el principal, de la trama de corrupción" que operó en la estatal Petrobras, afirmó el juez Joao Pedro Gebran Neto, instructor del caso, durante la lectura de su voto.

Los jueces mantuvieron un tono duro contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT) con frases demoledoras que echaron por tierra los argumentos de su defensa al considerar que las "violaciones" fueron "gravísimas". "Lula fue beneficiario personal y directo de los sobornos puestos a disposición del PT", aseguró el juez Leandro Paulsen, presidente de la sala.

En esta causa, una de las siete abiertas en su contra en los tribunales, la mayoría por supuesta corrupción, Lula fue condenado por supuestos sobornos e la constructora OAS, que se habrían traducido en la entrega de un apartamento de lujo en la playa a cambio de favorecer a la compañía en contratos con Petrobras. La decisión, aunque es apelable, complica las opciones del ex presidente (2003-2010) para competir en las elecciones presidenciales de octubre ya que, según la legislación brasileña, los condenados en segunda instancia no pueden ser postulados.

No obstante, la última palabra sobre la candidatura de Lula, que lidera todos los sondeos de opinión y ha manifestado su intención de presentarse, estará en manos de la Justicia Electoral.

Miles de personas se movilizaron ayer en Porto Alegre y en otras ciudades de Brasil, como Río y Sao Paulo, tanto a favor como en contra del ex presidente, quien manifestó que se encuentra relajado: "Estoy absolutamente tranquilo y con la conciencia de que no cometí ningún crimen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios