Medvedev presenta una propuesta de apertura política

  • El presidente ruso ofrece su último mensaje anual tras las criticadas elecciones

El presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, presentó ayer una propuesta de apertura política con importantes cambios en el sistema electoral y de inscripción de los partidos, en su último mensaje anual, ante el Parlamento en pleno, sobre el estado de la nación.

A menos de tres meses de los comicios en los que será elegido su sucesor en el Kremlin, Medvedev propuso a la clase política retornar a las elecciones directas de los jefes de los ejecutivos de las regiones y repúblicas que conforman la Federación Rusa. "Considero necesario pasar a la elección de los jefes de las entidades de la Federación de Rusia por sufragio directo de los habitantes de las regiones", dijo el jefe del Kremlin.

Medvedev propuso modificar el sistema de elección de la Duma, con la creación de 225 circunscripciones territoriales para que las regiones tengan representación proporcional en la Cámara Baja. Se pronunció a favor de ampliar la representación de las formaciones políticas en las comisiones electores y simplificar el procedimiento de inscripción de los partidos.

Medvedev también se pronunció por eliminar la necesidad de recolectar firmas para participar en las elecciones a la Duma y a las asambleas legislativas regionales. "Hay que reducir el número de firmas de electores necesario para participar en las presidenciales de Rusia: hasta 300.000 (para los candidatos independientes) y hasta 100.000 para los candidatos de partidos sin representación parlamentaria", recalcó. Actualmente, estos últimos necesitan dos millones de firmas.

Como era previsible, Medvedev comenzó su intervención en el Kremlin, transmitida en directo por televisión, con referencias a las elecciones a la Duma del día 4, marcadas por las denuncias opositoras de fraude. Medvedev indicó que "siempre hay descontentos" con los resultados y que los ciudadanos tienen derecho a presentar sus reclamaciones, pero advirtió que las autoridades no tolerarán que se manipule a la población. "No permitiremos que provocadores y extremistas suman a la sociedad en sus aventuras, no toleraremos la injerencia foránea en asuntos internos", recalcó. El país "necesita democracia, y no caos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios