Merkel avisa a Londres que mercado único exige libre circulación de personas

  • La canciller alemana subrayó ante el Bundestag que, en el futuro, Reino Unido no podrá mantener los "privilegios" de que disfruta como miembro de la UE si no asume, a su vez, las obligaciones derivadas.

Comentarios 1

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió este martes a Reino Unido de que, para mantener el "privilegio" de acceder al mercado único, debe permitir la libre circulación de ciudadanos comunitarios, echando por tierra una tesis clave de los defensores del "brexit". 

En una declaración de gobierno ante el Bundestag (cámara baja) previa al Consejo Europeo que arranca esta tarde en Bruselas, Merkel destacó que para Reino Unido habrá una "diferencia palpable" entre ser y no ser miembro de la UE y que en la negociación con Londres Alemania defenderá sus "intereses". 

"Acceso libre al mercado común lo logra aquel que acepta las cuatro libertades fundamentales europeas: la de las personas, los bienes, los servicios y el capital", aseguró la canciller. 

La jefa del Gobierno alemán subrayó que en el futuro Reino Unido no podrá mantener los "privilegios" de que disfruta como miembro de la UE si no asume, a su vez, las obligaciones derivadas. 

"Debe haber y habrá una diferencia palpable entre ser y no ser parte de la familia europea. Quien se quiere ir de esta familia no puede esperar que las obligaciones desaparezcan y que se mantengan los privilegios", afirmó. 

La canciller trató así de desmontar un argumento clave de quienes en el Reino Unido han propugnado por abandonar la UE y que contaba con seguir manteniendo con el bloque los vínculos comerciales y restringir el acceso a territorio británico a los ciudadanos comunitarios. 

Sobre los plazos para el "brexit", Merkel insistió en que, como está estipulado en el artículo 50 del Tratado de Lisboa, Reino Unido tiene la potestad de decidir cuándo informa al resto de socios de su voluntad de abandonar la UE. 

No obstante, aconsejó a sus "amigos británicos que no se dejen engañar", porque antes de esa comunicación no habrá ningún tipo de negociación, "ni formal ni informal", repitió hasta en dos ocasiones la canciller. 

Los 27 han tomado nota de que el primer ministro británico, David Cameron, quiere dejar la negociación en manos de su sucesor o sucesora, apuntó la canciller, que de seguido apuntó que Londres debe saber también que no habrá "conversaciones previas" antes de que comunique su decisión. 

Una vez dé este paso, comenzará el plazo fijado de dos años para las negociaciones, un plazo durante el cual Londres seguirá siendo miembro de la UE con todos sus "deberes y derechos", subrayó la canciller. 

Merkel aseguró asimismo que Alemania buscará que la relación futura con Reino Unido sea "estrecha y amistosa", porque su país se beneficiará de esa situación. 

No obstante, aseguró que no es contradictorio afirmar también que Alemania y la UE se guiarán por sus "propios intereses" a la hora de negociar el marco futuro de relaciones con un estado que pasará a ser "un tercer país". 

Merkel subrayó asimismo la necesidad de impulsar la UE sin el Reino Unido y de afrontar las principales preocupaciones de los ciudadanos, de la crisis de los refugiados al desempleo juvenil, pasando por la lucha contra el terrorismo yihadista. 

De esta forma recuperó el acuerdo alcanzado ayer con el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, para consensuar en breve una serie de "medidas concretas" en materia de seguridad y defensa, crecimiento económico y juventud. 

Merkel instó a todos los ciudadanos europeos a estar orgulloso de una unión que representa los principios de "libertad, democracia y estado de derecho" y que, garantizó, es "suficientemente fuerte" para afrontar el "brexit", defender sus intereses en el mundo y continuar siendo uno de los principales espacios económicos. 

"Alemania defenderá siempre las ideas y valores de la unión europea, también y precisamente en estos momentos difíciles y en este histórico punto de inflexión", concluyó. 

La Izquierda, primer partido de la oposición, advirtió a la canciller de que la marcha de Reino Unido de la UE es "expresión de una insatisfacción más profunda" relacionada con un "déficit fundamental de democracia y transparencia" en Bruselas. 

Los Verdes, por su parte, apuntaron el riesgo de un "dominio alemán" en Europa y reclamaron una "Europa de los 27" frente al intento de conformar una "Europa nuclear".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios