Merkel se apropia del centro político y arrincona a sus socios del SPD

  • La canciller alemana afianza su liderazgo en la democracia cristiana

La canciller alemana, Angela Merkel, cerró ayer el congreso de la Unión Cristianodemócrata (CDU) con su formación cohesionada como nunca en torno a su líder, decidida a ser un partido global y a arrinconar al socio socialdemócrata (SPD) en la gran coalición que gobierna el país.

El congreso de Hannover quedó marcado por una frase de Merkel -"Aquí en el centro estamos nosotros y sólo nosotros"- y la proclama, contagiada a todos sus correligionarios, de que el Partido Socialdemócrata ha retrocedido hacia un socialismo dañino.

"Libertad o socialismo" es el eslogan que su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) ve ya como caballo de batalla electoral, tanto en los comicios regionales del próximo año como en las generales de 2009, dijo el líder de los bávaros, Erwin Huber.

Hannover, patria chica del ex-canciller Gerhard Schröder, se convirtió en plataforma idónea de esa estrategia. De ahí salió la proclama de Schröder en 1998, siendo aún candidato a la cancillería, de que el SPD representaba el nuevo centro.

A la teórica traición a ese principio se consagró Merkel, amparada en que los socialdemócratas incluyeron el término socialismo en el programa de octubre.

Pese a que Schröder no representa ya al SPD, y menos aún al que ha girado a la izquierda, el ex canciller fue uno de los personajes más vapuleados en el congreso. Se llegó a decir que no fue un gran canciller, pese a que con la boca pequeña se admite que los logros económicos de hoy empezaron con las reformas emprendidas por él. Merkel no dudó en arremeter contra su socio en la gran coalición, hasta el punto que resultaba chocante imaginársela presidiendo el próximo consejo de ministros con tales teóricos "enemigos".

Ni a conservadores ni a socialdemócratas les interesa pasarse el resto de legislatura en situación de campaña electoral permanente, así que, fuera de mítines, se supone que guardarán las formas.

El programa del SPD -o el párrafo referido al socialismo- acaparó más atención en Hannover que el objeto central del congreso: la aprobación del propio texto programático.

El programa, aprobado casi por unanimidad, hace equilibrios para contentar a todas las alas de la formación, al estilo de Merkel.

Toca todas las teclas, incluidos ámbitos tradicionales de otras formaciones (ecología, justicia social, etcétera), como si no fueran necesarias otras fuerzas políticas.

Se define como una formación de centro, de raíces conservadoras, cristiano sociales y liberales, formado bajo los principios de la libertad, la solidaridad y la justicia, al mismo tiempo que garante de un patriotismo "consciente" del pasado de Alemania.

Con clara voluntad cohesionadora y de dar respuesta a las inquietudes del ciudadano, la CDU asume como propia la lucha contra el cambio climático -cuestión que lleva el sello de Merkel.

Hace apostolado de la economía social de mercado y da un "sí, pero no" a cuestiones como la extensión de un salario mínimo en algunos sectores, si ello no implica mermar su competitividad.

Se reconoce un partido que fomenta la integración de los inmigrantes y de sus hijos en su sociedad, desde el principio de la igualdad de derechos, pero les exige la identificación con el país, incluido el reconocimiento de la cultura de referencia alemana.

Entre las frases notables del congreso quedó la de Merkel proclamando que "un minarete no debe ser más alto que una iglesia", puesto que la cultura de referencia es de raíz cristiana.

Se trata del tercer programa de la CDU, desde los aprobados en 1978 y en 1994, ya que los anteriores textos, de 1947 y de 1953, tenían carácter electoral y no fijaban las esencias de la formación. Sin embargo, para la oposición, es un programa acomodaticio.

Merkel cerró el congreso entonando el himno nacional flanqueada por Roland Koch y Christian Wulff, primeros ministros de Hesse y Baja Sajonia. Son dos antiguos "rivales internos", están ahora satisfechos de la fortaleza de su jefa porque en sus estados hay elecciones el próximo año y la CDU saldrá triunfante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios