Miliband niega que vaya a desafiar a Brown para liderar el laborismo británico

El titular británico de Exteriores, David Miliband, negó que planee una campaña para suceder al primer ministro, Gordon Brown, como líder laborista, tras publicar un artículo en el que parecía posicionarse para reemplazar a su correligionario.

"No, no estoy haciendo campaña para otra cosa que no sea un Gobierno laborista exitoso", subrayó Miliband durante una rueda de prensa conjunta con su colega italiano, Franco Frattini.

"¿Puede liderarnos Gordon hasta las próximas elecciones (generales, previstas para 2010 como muy tarde) y ganarlas? Sí. Estoy completamente seguro de eso", afirmó el jefe de la diplomacia británica.

Miliband, al que algunos compañeros laboristas trataron de convencer hace ya dos años para que desafiara a Brown por el liderazgo del partido tras la retirada forzada de Tony Blair, es visto por muchos como el único político laborista capaz de enfrentarse con algunas posibilidades de éxito al líder del Partido Conservador, David Cameron, en los próximos comicios generales.

Sin embargo, el titular de Exteriores, un joven político de 43 años que en poco tiempo se ha convertido en una estrella dentro del Laborismo, atribuyó hoy el artículo a la "sensación de fatalismo" que vive el partido, tras su derrota en la elección parcial celebrada la pasada semana en Glasgow (Escocia).

Los laboristas sufrieron un duro varapalo en la circunscripción de Glasgow East, tradicional feudo de la formación política en el Gobierno, donde el Partido Nacionalista Escocés (SNP, en sus siglas en inglés) se hizo con el escaño parlamentario en juego.

Pese al "muy mal resultado" logrado en esos comicios, Miliband insistió en que Brown es un "buen líder" que encabezará la formación en las próximas elecciones generales.

El jefe de la diplomacia británica publicó el artículo después de que el martes el vespertino londinense 'Evening Standard' asegurara que hasta diez altos cargos del Gobierno estarían dispuestos a dimitir para forzar la salida de Gordon Brown.

La número dos del Laborismo, Harriet Harman, también reiteró que no está planeando disputar a Brown la jefatura del partido, al desmentir los rumores sobre su supuesta intención de postularse como sucesora del primer ministro.

Por su parte, el ministro principal de Gales, el laborista Rhodri Morgan, advirtió que cualquier desafío al jefe del Gobierno en los próximos meses sería "cometer suicidio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios