Muere un cámara de Reuters por un bombardeo israelí en Gaza

  • El ataque tiene lugar en una jornada en la que también han fallecido 17 palestinos y 3 soldados israelíes · Israel ha reanudado el suministro de combustible en la región palestina

Comentarios 4

Al menos 17 palestinos, la mayoría civiles, murieron hoy en operaciones del Ejército israelí en la Franja de Gaza, en las que también fallecieron tres soldados israelíes y un cámara de la agencia de noticias Reuters. Mientras, las autoridades israelíes reanudaron el suministro de combustible en Gaza, tras reabrir las intalaciones que abastecen de combustible a la única central eléctrica de la Franja, cerrada la semana pasada tras la incursión de unos milicianos.

En el último ataque de la aviación israelí en la Franja de Gaza registrado por la tarde perdieron la vida dos civiles palestinos y el cámara de Reuters. El periodista, Fadel Shana, un palestino de 23 años, se encontraba cubriendo los incidentes ocurridos en este territorio. Al parecer, Shana viajaba en un vehículo y al salir de éste se produjo una explosión que le mató a él y a otras dos personas que pasaban por allí.

La filmación de la cámara de Shana muestra un tanque israelí abriendo fuego a cientos de metros de distancia. Dos segundos después de que se perciba el polvo levantado por la descarga, la filmación se interrumpe, aparentemente en el momento en el que Shana fue impactado. Antes de que se conociera el contenido de la grabación, varios testigos dijeron que Shana había muerto a consecuencia de un ataque aéreo.

El Ejército israelí declinó informar sobre las causas de la muerte de Shana. La portavoz militar israelí, comandante Avital Leibovich, explicó que se habían producido enfrentamientos durante el día después de que tres soldados israelíes fueran abatidos por milicianos la anoche anterior.

"Deseamos expresar nuestro dolor por la muerte del cámara palestino (...) El área en el que el cámara resultó herido es un área en la que los actuales enfrentamientos contra organizaciones terroristas armadas, radicales y peligrosas ocurren diariamente", dijo un oficial. "La presencia de medios de comunicación, fotógrafos y otros individuos ajenos (al conflicto) en áreas de guerra es extremadamente peligrosa y supone una amenaza para sus vidas", añadió.

Por otro lado, Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo que Israel en sus operaciones intenta ser "tan preciso como sea posible y hacer todos los esfuerzos para no ver a gente inocente atrapada en los combates". El vehículo de Reuters era un vehículo de uso deportivo, que no estaba blindado, y que llevaba las señales de 'TV' y 'Press'. La explosión dejó el coche destrozado y en llamas.

El director de Reuters, David Schlesinger, pidió una investigación sobre el incidente. "Todos los gobiernos y organizaciones tienen la responsabilidad de hacer lo que puedan para proteger a los profesionales que intentan hacer su trabajo." "Nuestros pensamientos están con su familia. Solicitamos una investigación inmediata del incidente de parte de las fuerzas de defensa israelíes", concluyó.

Jornada sangrienta en Gaza

Poco antes, otros nueve palestinos, entre ellos dos niños, murieron en una ofensiva israelí en la que varios tanques hebreos dispararon contra una mezquita y dos viviendas en la ciudad de Juhor Ad Dik, en el centro de la Franja de Gaza, en la que también resultaron heridas casi una veintena de personas.

Por otro lado, a primera hora de la tarde dos ataques aéreos israelíes causaron la muerte de un hombre de 32 años y dejaron cinco heridos. El primer ataque tuvo como objetivo un coche en la localidad de Beit Lahiya, mató al palestino de 32 años e hirió a tres personas más. Otros dos palestinos tuvieron que ser trasladados a un hospital a consecuencia del segundo ataque.

Por la mañana, las tropas hebreas entraron en la Franja de Gaza después de que los soldados de un puesto de observación identificaran a varios palestinos armados que se estaban aproximando a la valla de seguridad cerca de un 'kibbutz'. Los militares hebreos penetraron unos 500 metros en territorio palestino, donde a continuación se produjo un tiroteo en el que fueron abatidos cuatro combatientes de Hamás. Dos soldados israelíes murieron durante el enfrentamiento y un tercer soldado falleció poco después a consecuencia de las heridas en un hospital israelí.

En otra operación militar israelí, las tropas hebreas entraron en el barrio de Shujaiyya, en Ciudad de Gaza, respaldados por helicópteros y tanques, y abatieron a cuatro milicianos de las Brigadas Al Qassam, brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). Por su parte, las Brigadas emitieron varios comunicados en los que se responsabilizaba del lanzamiento de 57 proyectiles de mortero contra las tropas israelíes así como granadas de propulsión.

La noche anterior, otro palestino, esta vez miembro de las Brigadas Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, falleció y tres civiles resultaron heridos por un misil lanzado desde un avión israelí contra una moto que estaba dentro de un campamento de refugiados de Gaza. Horas después, un grupo de milicianos de Hamás tendió una emboscada a las tropas israelíes llevando a cabo una incusión en el territorio hebreo en la que resultó herido un soldado israelí, según dijo una portavoz del Ejército.


Israel reanuda el suministro de combustible

Este último episodio suscitó el temor de que Israel diera marcha atrás en su decisión anunciada de reestablecer a partir de hoy el suministro de combustible a la Franja de Gaza. Sin embargo, Israel permitió hoy el suministro de combustible financiado por la Unión Europea tras reabrir las intalaciones de la terminal de Nahal Oz que abastece de combustible a la única central eléctrica de la Franja.

La terminal fue cerrada por Israel el pasado 9 de abril después de que un grupo armado palestino asesinara a dos civiles israelíes en sus instalaciones. La UE espera que se suministre "tanto combustible como sea posible", dado que el Ejército israelí aún no ha comunicado a los europeos si seguirá habiendo suministro en los dos próximos días. Nahal Oz genera electricidad para los habitantes de la ciudad de Gaza y sus alrededores, hasta un total de 800.000 usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios