Musharraf huye de un tribunal tras ordenarse su arresto

  • Entre otras causas, el Supremo acusa al ex presidente paquistaní de detener a 60 magistrados

El ex presidente golpista paquistaní Pervez Musharraf huyó ayer de la sala en la que magistrados del Tribunal Superior de Islamabad acababan de dictar su arresto y se ha refugiado en su mansión capitalina a la espera de acontecimientos.

El ex dictador Pervez Musharraf, que gobernó Pakistán entre 1999 y 2008, aprovechó el revuelo creado por su presencia en los juzgados y salió del recinto rodeado de sus guardaespaldas ante la pasividad de las fuerzas de seguridad presentes en el exterior.

Entre otras causas, el tribunal dictó el arresto inmediato del ex presidente por su relación con la detención de 60 jueces -entre ellos el jefe del Tribunal Supremo- en 2007, lo que según los magistrados podría haber vulnerado el orden constitucional.

Musharraf se dirigió en un todoterreno blindado a su mansión en el exclusivo barrio de Chak Shazad y se recluyó con sus más cercanos colaboradores, mientras en los medios se desató una cascada de especulaciones que incluían como opción el arresto domiciliario.

Poco después sus representantes legales se dirigieron a la sede del Tribunal Supremo (TS), máxima instancia judicial del país, para solicitar que este anulara la orden de arresto dictada por el Tribunal Superior de Islamabad.

Un portavoz de Musharraf, Rashid Qureshi, declaró que "la apelación debería resolverse hoy mismo" y que el ex general "esperará la decisión del Supremo para anunciar sus próximos pasos".

Un abogado y colaborador del ex general, Mohamed Amjad, alegó en declaraciones a los medios locales que si el TS había decretado libertad provisional una instancia inferior no podía ordenar su detención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios