Netanyahu pide colaboración a los líderes ultraortodoxos ante los ataques a mujeres

  • Más de veinte detenidos en Israel por actos hostiles contra ellas, la última una niña de ocho años.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció ayer mano dura y colaboración con los líderes religiosos judíos frente a los ataques y humillaciones a mujeres, el último a una niña de ocho años, por parte de ultraortodoxos integristas.

"Israel es un Estado democrático, occidental y liberal. La esfera pública es abierta y segura para todos, hombres y mujeres por igual. No hay sitio para el acoso o la discriminación", dijo Netanyahu al inicio de la reunión semanal del Consejo de Ministros.

Netanyahu señaló además que la Policía "está actuando y actuará para arrestar y detener a quienes escupan, acosen o levanten la mano" contra las mujeres.

El ministro de Seguridad Interior, Yitzhak Aharonovitch, cifró en 21 los recientes arrestados por actos hostiles contra las mujeres, de los que nueve han sido imputados. Uno de ellos, Meir David Eisenbach, captado por una cámara de televisión mientras escupía a una mujer, fue puesto ayer en libertad bajo fianza con una orden de alejamiento durante siete días de Beit Shemesh, la localidad al suroeste de Jerusalén convertida en símbolo de la polémica. Allí precisamente es donde agentes policiales e inspectores municipales retiraron ayer por la tarde los carteles que instan a las féminas a caminar por una acera distinta a la de los hombres, una práctica visible en los barrios ultraortodoxos más oscurantistas para preservar lo que denominan la "modestia".

Netanyahu se reunirá durante las próximas dos semanas con representantes del mundo ultraortodoxo para convencerles de que condenen en público la segregación sexual en espacios públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios