Nuevos disturbios en las protestas contra el Gobierno en el gran bazar de Teherán

  • Los manifestantes se quejan del histórico desplome sufrido por la moneda local

Fuerzas de Seguridad iraníes reprimieron ayer una manifestación en el gran bazar de Teherán, centro neurálgico de la economía nacional, convocada para protestar por el histórico desplome sufrido por la moneda local, informó la web opositora Kaleme.

La protesta, que comenzó con decenas de personas, se convirtió en multitudinaria, según Kaleme y testigos que comenzaron a concentrarse en el mayor mercado de la capital iraní antes del mediodía. Ésta se saldó con múltiples detenciones, según la fuente, que no precisó el número.

La Policía antidisturbios intervino para dispersar a los manifestantes y lanzó gases lacrimógenos y pelotas de goma, lo que causó la reacción de los manifestantes y les llevó a incendiar contenedores de basura y motocicletas de la Policía para causar humo para alejar los gases lacrimógenos, aseguró Kaleme.

El secretario general de la comunidad islámica de oficios del bazar, Ahmad Karimi Esfehani, dijo que "algunos buscan causar conflictos y estos disturbios se diseñaron fuera del Bazar". Según Esfehani, "un grupo ha amenazado a los de Bazar que tienen que cerrar sus tiendas".

Miembros de la seguridad de la policía de Irán y de los Guardianes de la Revolución llevaron a cabo las detenciones en el bazar, el más antiguo de Teherán, que quedó completamente cerrado. Éstas se produjeron de forma indiscriminada, según Kaleme,

Los manifestantes lanzaron consignas como "Muerte a ese Gobierno que engaña a la gente", "muerte al dictador", "energía nuclear no queremos" o "Mahmud deja Siria, haz algo por nosotros", en alusión al presidente Ahmadineyad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios