La OEA agita el avispero venezolano

  • El revocatorio de Maduro es el gran empeño de la oposición mientras la Organización de Estados Americanos baraja la suspensión del país caribeño

La oposición venezolana insistirá en la bandera del referendo para revocar al presidente Nicolás Maduro como vía para superar los problemas del país, aunque recibe de buena gana el "apoyo" de la Organización de Estados Americanos (OEA) con la activación de la Carta Democrática, un instrumento jurídico muy sensible que abre un proceso que podría llevar a la suspensión de Venezuela del ente.

La OEA comenzó ayer con tres horas de retraso su debate sobre dos propuestas de declaración acerca de la situación en Venezuela, dos vías alternativas de actuación al proceso de la Carta Democrática que activó el secretario general, Luis Almagro, el martes.

El proyecto de declaración de Venezuela afirmaba el "pleno respaldo a la institucionalidad democrática y constitucional" de ese país "y rechaza categóricamente cualquier intento de alteración del orden constitucional venezolano".

El liderado por Argentina señalaba "el fraternal ofrecimiento a la hermana República Bolivariana de Venezuela a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación mediante un dialogo abierto e incluyente entre las autoridades y todos los actores políticos y sociales de esa nación para preservar la paz y la seguridad en Venezuela".

El secretario general invocó el martes el artículo 20 de la Carta para activar este proceso y pedir la convocatoria de un Consejo Permanente extraordinario entre el 10 y el 20 de junio que aborde la situación en Venezuela por considerar que "hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente al orden democrático".

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó a Almagro de hacer una "campaña de hostigamiento en connivencia con factores locales que piden la intervención de nuestro país en una clara posición apátrida".

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dijo a través de sus portavoces Henrique Capriles y Henry Ramos Allup que esta plataforma celebra el informe de la OEA con el que su secretario general invocó la activación de la Carta Democrática. No obstante, los portavoces también aclararon que la vía es el revocatorio y por ello la MUD informó de que una comisión de diputados acudirá hoy a la sede del Poder Electoral para exigir que el organismo anuncie el siguiente paso en la activación del referendo.

Capriles aplaudió el contenido del informe presentado por Almagro y señaló que las recomendaciones que ofrece no tienen ningún contenido "que atente contra los derechos de los venezolanos".

El dos veces candidato a la Presidencia y gobernador del céntrico estado Miranda aclaró, sin embargo, que la Carta Democrática "no cambia al Gobierno". "Eso hay que decirlo con mucha claridad (...) la solución a la crisis es el revocatorio", resaltó.

La MUD aseguró ayer, tras la culminación del proceso de auditorías, que cuenta con la cantidad de firmas para activar un referendo para revocar a Maduro, pese a los obstáculos que, asegura, debió sortear. "Estamos hablando de que si el proceso se convocaría con 192.000 firmas válidas, en el peor de los escenarios, quitando todas estas firmas (que elimine el Poder Electoral) tenemos más de seis veces el número requerido", dijo el portavoz de la MUD, Carlos Ocaríz, en rueda de prensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios