La OIEA investigará el reactor nuclear que Siria levantó con ayuda norcoreana

  • Damasco acusa a Washington de cooperar con Israel en el ataque a las supuestas instalaciones nucleares

La supuesta actividad nuclear siria ha desatado un cruce de acusaciones para discutir quién colaboró con quién. Así, mientras el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó hoy de que estudiará el informe de la CIA que acusa a Corea del Norte de cooperar en las construcción de las instalaciones sirias bombardeadas por Israel el pasado septiembre, desde Damasco, en cambio, no sólo se resta credibilidad a estas informaciones sino que se vincula a Washington con la destrucción del supuesto reactor.

El director de la OIEA, Mohamed ElBaradei, señaló en un comunicado que la agencia analizará el estudio de los servicios de inteligencia norteamericanos "con la seriedad que se merece e investigará la veracidad de la información y si realmente el régimen de Pyongyang ayudó al de Damasco a construir un reactor nuclear. No obstante, en base a la información entregada por Washington, "el reactor no era todavía operativo y no se había introducido ningún material nuclear en él".

ElBaradei recordó a Siria que está obligada a informar por adelantado de cualquier plan o construcción de este tipo de instalaciones, como parte del acuerdo de no proliferación nuclear alcanzado por la OIEA. También tuvo reproches para Estados Unidos, a quien criticó por no haber entregado previamente la información de al que disponía y permitir a la agencia internacional "verificar y establecer" los hechos". Además, "a la luz de los hechos, considero el uso unilateral de la fuerza por parte de Israel como un acto para socavar el proceso de verificación, que es el núcleo del sistema de no proliferación", añadió ElBaradei.

Damasco se defiende

El embajador sirio en Estados Unidos ya calificó el jueves el informe norteamericano de "farsa ridícula y patética", en una defensa que hoy quedó completada mediante un comunicado del Gobierno, que "rechaza la campaña de mentiras y falsificación de la Administración estadounidense contra Siria, incluidas las acusaciones de actividad nuclear". La nota pidió a Washington que "actúe responsablemente y deje de crear más crisis en Oriente próximo" y, para devolverle las críticas, le acusa de tomar parte "en la ejecución de la operación de aviones israelíes en el este de Siria" y que destruyó el supuesto reactor el 6 de septiembre de 2007.

A falta de impresiones desde Pyongyang, que siempre ha negado transferir tecnología nuclear a Siria, sus vecinos se sumaron a valorar las informaciones mostradas el jueves en el Congreso norteamericano, con imágenes incluidas. Corea del Sur opinó que estas acusaciones no supondrán un freno a las negociaciones internacionales que instan a Pyongyang a finalizar su programa de armamento nuclear No obstante, Japón manifestó su preocupación y aseguró que si realmente se demuestran las sospechas norteamericanas "estamos ante un tema serio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios