La ONU autoriza la persecución de barcos piratas en Somalia

  • Los navíos extranjeros podrán hacer uso de la fuerza si reciben el consentimiento de Mogadiscio

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó ayer una resolución para que las aguas de Somalia dejen de ser un refugio seguro para los piratas, que han convertido el paso entre el mar Rojo y el Océano Indico en uno de los puntos de mayor peligro para el transporte marítimo internacional.

Aprobada por unanimidad, la resolución autoriza a que en los próximos seis meses navíos de guerra extranjeros puedan perseguir dentro de las aguas somalíes a embarcaciones piratas, siempre que antes reciban el consentimiento de ese país.

Los quince integrantes del Consejo consideran en el texto que la "grave preocupación" que representan los asaltos por parte de esas organizaciones a barcos civiles merece el uso de la fuerza.

Por ello, especifican que, previa notificación de Somalia al secretario general de la ONU, los navíos militares de países que colaboran con Mogadiscio en la lucha contra la piratería podrán entrar en aguas territoriales somalíes con la misma autoridad con que actúan en alta mar.

Una vez allí, tienen la autoridad de emplear "todos los medios necesarios para reprimir los actos de piratería y robo armado".

El documento es parte de un conjunto de medidas tomadas por la comunidad internacional en los últimos meses, ante el aumento del número de ataques contra barcos mercantes, de pesca y de recreo en esas aguas.

La adopción de esta medida viene precedida de intensas negociaciones en las que algunos países trataron de reducir la potencial erosión de la soberanía nacional que implica autorizar que navíos extranjeros usen la fuerza en las aguas de un tercer país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios