Obama llama a la unidad de Europa y EEUU frente a las amenazas globales

  • El senador utiliza su discurso ante 200.000 personas en Berlín para pedir a Alemania más implicación en Afganistán · Asegura que una nación no puede resolver sola ninguno de los conflictos actuales

Comentarios 1

El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, lanzó ayer desde Berlín un mensaje de unidad al mundo y apostó por una mayor cooperación entre EEUU y Europa para derribar los nuevos muros que se han ido erigiendo tras la Guerra Fría.

En un discurso de 25 minutos ante la Columna de la Victoria que, según cifras de la Policía, presenciaron unas 200.000 personas, Obama aprovechó el significado histórico de Berlín para tender todo tipo de puentes.

"EEUU y Europa no pueden mirar sólo hacia sí mismos, tienen que tender nuevos puentes para una larga cooperación, que es necesaria para hacer frente a los retos del siglo XXI", dijo, recordando que en el pasado hubo buenos ejemplos de lucha conjunta en defensa de la dignidad del hombre, como el puente aéreo hace 60 años, cuando pilotos estadounidenses abastecieron desde el aire a la ciudad, durante más de un año, a causa del bloqueo soviético.

Aunque su discurso tuvo amplios pasajes dirigidos a los berlineses, siempre los enlazó con algún tema o conflicto de actualidad, problemas que, dijo, siempre tienen una vertiente global. Puso como ejemplo la amapola de Afganistán, que llega en forma de heroína al resto del mundo.

Obama aprovechó el tema afgano para reclamar a Alemania un mayor compromiso militar y, fiel a la línea que los observadores esperaban de él, ofreció estrechar la cooperación internacional y "crear una nueva alianza global", pero a cambio de un mayor esfuerzo europeo. "Es el momento de reafirmar nuestro compromiso en la lucha contra el terrorismo. Necesitamos sus tropas para combatir a Al Qaeda y a los talibanes", dijo dirigiéndose explícitamente a Alemania, que hasta ahora se resiste a enviar más tropas.

Darfur, Irán, Iraq, Oriente Próximo, el Líbano: Obama tuvo palabras para todos los conflictos actuales con la tónica de que ninguno puede resolverlo una nación por sí sola, sino únicamente en unión y a través de una cooperación en la que "los aliados se escuchen y confíen mutuamente".

"Hay que derribar los nuevos muros que se han erigido desde la Guerra Fría, los muros contra inmigrantes o entre musulmanes, judíos y cristianos", exclamó en medio del júbilo del público. "La historia nos demuestra que es posible, pues en el pasado se han derribado muchos muros", añadió para citar como ejemplo el caso de Belfast, donde católicos y protestantes empezaron una nueva relación, los Balcanes y Suráfrica.

Obama se distanció de la política exterior de George W. Bush y, si bien no lo mencionó explícitamente, abogó por una mayor cooperación con Rusia, una lucha efectiva contra el cambio climático y una reducción de las armas nucleares en todo el planeta.

Reconoció que EEUU no siempre ha tenido un comportamiento ejemplar, pero recalcó que desde la llegada de los primeros colonos de Inglaterra la idiosincrasia de su país está ligada a la libertad y a la defensa de la dignidad humana. Ahora se trata de "construir un nuevo mundo" y "demostrar a nuestros hijos que no hay forma mejor de dar ejemplo que levantándonos contra la tortura y en defensa del Estado de derecho".

"Pueblo de Berlín, pueblo del mundo. Es nuestro momento, es nuestra hora. La magnitud del resto es muy grande, pero los americanos somos un pueblo lleno de esperanza", dijo. "¡Construyamos un mundo nuevo!".

La visita de Berlín, la primera etapa europea en su gira internacional y el único lugar en el que tenía previsto pronunciar un discurso, comenzó con una entrevista con la canciller, Angela Merkel, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ambas reuniones que, según los anfitriones, discurrieron en un ambiente "abierto" y "profundo".

Steinmeier resaltó la coincidencia de opiniones que hubo con el aspirante en el análisis de los conflictos internacionales y la política exterior, en general.

Tras pernoctar en Berlín, Obama tiene previsto llegar hoy a París.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios