Iraq

Obama se reúne con Al Maliki en Bagdad en su primera visita al país

  • Barack Obama se ha reunido con el primer ministro iraquí sin abordar el calendario para la retirada de las tropas en 16 meses

Así lo ha indicado el portavoz del Gobierno iraquí, Ali al Dabbagh, en declaraciones a los medios en Bagdad al ser preguntado por la cuestión. "El tema no lo hemos discutido. Obama no habló sobre nada que concierne al Gobierno porque no tiene ningún puesto oficial" en el Ejecutivo estadounidense, aseguró.

La estrategia que seguirá la próxima administración norteamericana con respecto a Iraq es uno de los puntos centrales de la campaña en Estados Unidos y una de las cuestiones que más enfrentan a Obama con el otro candidato, el republicano John McCain.

El aspirante demócrata pretende, con esta visita a Iraq, conocer de primera mano el estado de la seguridad en el país, donde los índices de violencia se encuentran en su nivel más bajo desde principios de 2004.

En su campaña, Obama ha propuesto el repliegue de las tropas de combate estadounidenses, actualmente cifradas en 140.000, en los siguientes 16 meses a su toma de posesión, que tendría lugar el próximo enero en caso de resultar elegido. Sin embargo, el contenido de la reunión con Al Maliki no ha sido revelado por motivos de seguridad, sino que tan sólo el portavoz del Gobierno iraquí ha asegurado que no han tratado el tema del calendario de retirada.

Obama ha visitado este fin de semana Afganistán, el otro gran reto que deberá afrontar el próximo presidente estadounidense. Según advirtió, la situación en el país asiático es "precaria y urgente" y anunció que Washington debería comenzar a planear un aumento de tropas. Por ello, su idea, si llega a la Casa Blanca, es plantear la retirada de Irak para reforzar la fuerza militar en Afganistán.

Al Malikitambién sugirió a principios de este mes un calendario para el repliegue de las tropas norteamericanas, pero no mencionó ninguna fecha. A este respecto, Obama celebró la idea, pero algunos iraquíes insisten en que el Ejército y la Policía locales no pueden todavía hacerse cargo solos de la seguridad y que una retirada prematura de las fuerzas estadounidenses podría abrir la puerta a más hechos violentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios